31/12/2017 Mxico

El pas con ms periodistas asesinados durante 2017

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) advirtió en un comunicado que, pese a la caída en doce asesinatos con respecto al año anterior, México sigue siendo el país que más número de profesionales de la información asesinados registró en el año.

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) publicó una lista detallada de los periodistas asesinados en 2017 ya fuera en ataques premeditados, atentados con coches bomba o bien debido a un fuego cruzado: un total de 73 hombres y ocho mujeres. México fue el país que registró el mayor número de profesionales de la información asesinados, hasta trece, de un total de 81 en todo el mundo en 2017.


"En Siria, México e India los asesinatos de periodistas presentan niveles aterradores, más mujeres periodistas han sido asesinadas, la impunidad de estos crímenes supera el 90 %, la autocensura campa a sus anchas y nunca se han registrado tantos periodistas encarcelados como en los últimos años", advirtió no obstante el secretario general de la FIP, Anthony Bellanger.



La federación advirtió en un comunicado que, pese a la caída en doce asesinatos con respecto al año pasado (cuando hubo 93), "no hay lugar para la autocomplacencia" y pidió "cautela" ante el "número sin precedentes" de periodistas encarcelados y exiliados y teniendo en cuenta que "la autocensura está ampliamente extendida y la impunidad de estos asesinatos, ataques y amenazas contra el periodismo independiente está alcanzando niveles epidémicos".



Los países donde murieron en circunstancias violentas más trabajadores de medios en 2017 fueron México (13); Afganistán e Irak (11 en cada uno); Siria (10); India (6); Filipinas (4); Pakistán (4); Nigeria, Somalia y Honduras (3), y la República Dominicana (2).



La FIP, citada por la agencia de noticias EFE, atribuye a que 2017 haya sido el año menos mortífero para los periodistas en una década, en parte, a que hubo "menos puntos de inflamación en lugares antes altamente inestables" y, por otro lado, a "la pérdida de territorios por parte de algunos grupos armados que ha reducido la proximidad de estos profesionales a la línea de fuego en las zonas en combate".



La federación recordó que en Yemen los combates entre las facciones beligerantes se encontraron en punto muerto durante la mayor parte del año y los periodistas estuvieron menos expuestos a ataques, mientras que los terroristas del autoproclamado Estado Islámico (EI) se dedicaron a la defensa de Siria e Irak, reduciendo progresivamente el grado de proximidad y contacto.