28/12/2017 Redes

Twitter suspendió una herramienta que alertaba sobre cuentas “trolls”

La red social del pajarito interrumpió una herramienta online desarrollada por un investigador que exponía cuentas falsas calificadas como "trolls" que publicaban mensajes racistas en esa plataformas.

  
Se trata del bot (un programa que simula el comportamiento humano) Imposter Buster, cuyo accionar estaba diseñado para contestar de forma automática a los tuits publicados por cu entas falsas, y así advertir a la población. 

Sin embargo, Twitter suspendió esa herramienta luego de que se presentara una gran cantidad de "reclamos de spam" en su contra", informó este viernes la cadena BBC.

De acuerdo con la investigación desarrollada por el periodista del diario estadounidense The New York Times, Yair Rosenberg, se identificó que un grupo de trolls creaba identidades falsas al robar fotos de personas judías o musulmanas con vestimenta religiosa.

Estas cuentas se presentaban en la red de microblogging como figuras religiosas con biografías del estilo "luchando contra el antisemitismo" y "enemigo de la derecha".

Sin embargo, se unían a conversaciones y publicaban mensajes tales como "no todos los nazis eran malos" y "si (la primera ministra británica) Theresa May desalojara a los musulmanes del Reino Unido, yo encargaría una estatua en su honor".

Las cuentas fueron descriptas en la investigación como "inquietantemente efectivas", ya que no era inmediatamente evidente para los espectadores que los perfiles eran falsos.

El bot Imposter Buster fue desarrollado por Rosenberg y un desarrollador de software voluntario.

"Con el uso de una base de datos de múltiples fuentes acerca de cuentas falsas, cuidadosamente seleccionadas por nosotros para evitar falsos positivos, el bot patrullaba Twitter e intervenía cuando los impostores intentaban ingresar en una discusión", explicó el investigador.

Asimismo, dijo que el bot había demostrado ser popular entre los usuarios de Twitter, pero que también atrajo la atención de los trolls sobre los que justamente fue diseñado a exponer.

"Empezaron a informar en masa a Twitter por acoso", advirtió Rosenberg, quien agregó que Twitter ayer prohibió su herramienta. 
"Las justificaciones de la compañía fueron al mismo tiempo precisas como completamente absurdas", señaló.

En este sentido, el argumento fue que el bot había sido prohibido porque había publicado "grandes volúmenes" de "contenido duplicado".

Twitter también recibió una "gran cantidad de reclamos de spam", que según el investigador fueron enviados probablemente por los mismos trolls.

Hasta el momento, la plataforma social -que este año afirmó haber redoblado sus esfuerzos para reducir el acoso y racismo online- no brindó comentarios sobre este tema.