26/12/2017 Siria

Rebeldes y opositores rechazan la conferencia de paz convocada por Rusia

Grupos insurgentes y de la oposición política siria rechazaron este martes una conferencia de paz y acusaron a Moscú de no querer presionar a su aliado Bashar Al Assad para poner fin al conflicto.

En varios comunicados, 40 grupos rebeldes u organizaciones opositoras, incluyendo algunas de los más poderosos de Siria, dijeron que las conversaciones del mes que viene son un intento de eludir el proceso de paz auspiciado por la ONU en Ginebra.


Los grupos de la oposición armada afirmaron que Moscú les pidió renunciar a su exigencia de que Assad abandone el poder como condición para poder realizar una transición pacífica y ordenada en el marco de un acuerdo de fin del conflicto. En tanto que los grupos rebeldes y opositores dijeron estar comprometidos con el proceso de paz de la ONU en Ginebra y llamaron a la comunidad internacional a detener la guerra, que ya está en su séptimo año y que ha dejado cientos de miles de muertos.


Las conversaciones están previstas para el 29 y 30 de enero en la ciudad balnearia de Sochi, y fueron anunciadas ayer luego de conversaciones entre Rusia e Irán, que apoyan al gobierno sirio, y Turquía, que respalda a la oposición y negocia en su nombre. El gobierno de Al Assad ya dijo que irá a las conversaciones. El mandatario sirio dijo a periodistas recientemente que la agenda del diálogo de Sochi claramente estará centrada en discutir la celebración de elecciones y posiblemente la reforma de la Constitución.