26/12/2017 msica clsica

Una temporada en busca de la normalidad perdida

La grilla anual de la música clásica en 2018 insinúa, desde las salas oficiales hasta los ámbitos privados, la ambición de alcanzar cierta estabilidad y previsibilidad -con dos o tres puntos verdaderamente altos- después de una actividad en 2017 erosionada por anuncios sin realización, incumplimientos y dificultades financieras para sostener algunos proyectos.

Por Mariano Surez

En el mapa sobresale la programación de la orquesta Staatskapelle de Berlín, en julio, para la primera ópera integral que el argentino Daniel Barenboim realizará en el teatro Colón; el retorno del director orquestal venezolano Gustavo Dudamel (ahora con la Filarmónica de Viena), en marzo; y las presencias de la soprano rusa Anna Netrebko (agosto) y el tenor peruano Juan Diego Flores (septiembre); pero lo realmente sustantivo será observar si es posible recuperar un horizonte de normalidad luego de un año en el que el público tuvo más de una vez argumentos para sentir que compró entradas para un espectáculo y le presentaron otro.

 El Teatro Colón intentará retomar una temporada regular tras las profundidades a las que quedó sumergido desde el ascenso y salida de Darío Lopérfido que laceraron su programa anual 2017. Basta con observar que tanto la apertura como el cierre de la temporada lírica de se concretaron con elencos diferentes a los anunciados.

Justamente, a modo de reparación simbólica de aquellos actos, "Tres hermanas" abrirá el 13 de marzo la temporada lírica 2018. Habrá, en ese mismo estreno, un gesto adicional al presentar en la inauguración un título contemporáneo (es una ópera de 1998) aunque el sentido general de la programación del año -bajo la dirección de Enrique Diemecke- reposará en la tradición con Giacomo Puccini ("Aida") y Giuseppe Verdi ("La Boheme").