25/12/2017 Rusia

Quién es el enigmático Alexey Navalny, el opositor que busca destronar a Putin

Pese a estar inhabilitado, el líder opositor ruso convocó este domingo a sus seguidores en 20 ciudades del país para que ejerzan sus derechos y lo propongan candidato independiente en las elecciones presidenciales de marzo de 2018.

El líder opositor ruso Alexey Navalny busca disputarle el cargo a Vladimir Putin en las elecciones presidenciales que se llevarán cabo en marzo de 2018 en Rusia. De acuerdo con la ley electoral, el opositor necesita lograr un grupo de al menos 500 electores que manifiesten el apoyo a su candidatura.


"La ley dice que necesitamos solo un grupo de al menos 500 personas, pero nosotros convocamos veinte (asambleas) en veinte ciudades", escribió este domingo el político en su web. Las ciudades de Vladivostok y Novosibirsk se convirtieron en las primeras donde los electores rusos propusieron su candidatura a los comicios en un intento por levantar la inhabilitación que pesa sobre Navalny, destacó la agencia de noticias EFE. 


La Comisión Electoral Central sostuvo que no podrá presentarse a los comicios por sus antecedentes penales y que solamente un "milagro” podría permitir que Navalny compita. 



En un intento por levantar la inhabilitación en su contra, Navalny convocó a sus seguidores en 20 ciudades para, explicó, "acabar con la tradición política" en la que "el candidato representa tan solo a un grupo de personajes extraños de Moscú y el procedimiento de su nominación no hace más que probarlo".

Según explicó, la decisión de organizar 20 asambleas en diferentes puntos del país respondía al temor de que estas no llegasen a celebrarse por las trabas que suelen poner las autoridades a sus actos, reportó la agencia de noticias EFE.

Las convocatorias se celebraron sin incidentes en Moscú, San Petersburgo, Ekaterimburgo y otras grandes ciudades rusas.



En el asamblea celebrada en la capital rusa, en una carpa a orillas del río Moscú, 742 electores apoyaron la candidatura del opositor, quien acudió en persona acompañado de su mujer y sus hijos para agradecerles.

"Gracias a ustedes y muchas otras personas maravillosas en todo el país estoy hoy aquí como candidato a la presidencia de toda Rusia", afirmó el político desde el estrado. "Estamos preparados para ganar estas elecciones y lo vamos a hacer", aseguró.

Navalny hizo también un llamado a los demás candidatos, a quienes pidió retirarse de la carrera presidencial "en señal de protesta" si las autoridades impiden su participación en los comicios.

"Obliguen al Kremlin a convocar nuevas elecciones y registrar a todos los candidatos. Eso sí sería justo y respondería a los intereses del país", sentenció.

Previamente, la presentadora televisiva y también candidata presidencial Ksenia Sobchak prometió que si Navalny era finalmente admitido, ella renunciaría a su postulación.

 

Sin embargo, la Comisión Electoral Central sostuvo que el opositor no podrá presentarse a los comicios por sus antecedentes penales y que solamente un "milagro” podría permitir que compita.

Navalny tiene 41 años y es abogado de profesión. En febrero de este año, anunció que se iba a presentar como candidato a presidente y comenzó a abrir sedes electorales en distintas ciudades, aunque pesa sobre él una condena judicial por apropiación indebida de fondos públicos.

Según la mayoría de los analistas, Navalny es el único dirigente opositor de peso que puede enfrentar al presidente Vladimir Putin el año próximo, como demostraron las elecciones municipales de Moscú de 2012, en las que no ganó, pero obtuvo un apoyo histórico de 27,5% de los votos.

El opositor representa a un amplio sector de la población, especialmente los más jóvenes, que piden cambios en la cúpula de gobierno.

Navalny presentó a principios de noviembre una querella contra Putin, por impedirle hacer actos electorales y lo considera responsable directo que los gobiernos locales le prohíban celebrar sus actos electorales.

Ayer, el partido oficialista, Rusia Unida, anunció en su congreso federal el respaldo a la candidatura de Putin, quien buscará la reelección como aspirante independiente.

Según los sondeos, Putin, de 65 años, ganará otra reelección con comodidad, lo que le permitirá seguir en el Kremlin hasta 2024, lo que lo haría completar casi un cuarto de siglo en el poder.

Los cuatro partidos políticos que tienen bancas en el Parlamento pueden inscribir a su candidato sin necesidad de recolectar firmas, mientras el resto necesita al menos 100.000 firmas, y los independientes deben ser propuestos por una iniciativa popular y presentar a la autoridad electoral un mínimo de 300.000 firmas.

Según señaló Navalny en el acto en Moscú, su equipo ya ha recogido más de un tercio de las rúbricas necesarias para su inscripción.