16/12/2017 consumo

Emprendedores de juegos educativos y de ciencia pujan por un lugar en el mercado

Crear con ingredientes naturales velas o espuma para jugar; armar casas, autos y naves espaciales con cartones grandes y un desafío pedagógico con fotos y datos sobre dinosaurios, culturas primitivas o temas de ciencia, son parte de los juguetes que pugnan su lugar en el mercado con las ofertas tecnológicas.

La pareja de ingenieros Marina Hofer, de 39 años, y Luciano Carriquiry, de 40, encararon hace una década el proyecto 'Curiosos Kits' con el que proponen "algo distinto en juegos de ciencia", y que participó en la 50 Feria del juguete, que en octubre abrió sus puertas por primera vez a los emprendedores.

"Es algo familiar que arrancó con la idea de mi suegra, jubilada docente, que diagramó los juegos, que apuntan a despertar la curiosidad a través de acertijos sobre la ciencia y un cuento que invita a los chicos a resolver problemas científicos", contó a Télam Hofer, a cargo de la marca cuyos productos se distribuyen en jugueterías didácticas del país.

Ikitoi es una marca que fue creada hace tres años por la pareja de diseñadores industriales Laura Lospennato y Manuel, ambos de 30, que entre otros juguetes ofrece una valija de cartón con piezas geométricas del mismo material reforzado con el que se pueden armar figuras como un cohete, barco, auto o una casa para meterse dentro. "La idea era hacer una línea de juguetes con una 'cultura maker', donde el juego es el inicio y no el fin, una propuesta con cartones para ser intervenidos y pintados y con los que se pueden armar figuras de gran tamaño para que los niños vuelen con su imaginación", señaló Lospennato, que también participó de la Feria organizada por la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ).