11/12/2017 opinin

Llegar hasta los ms pequeos lugares

El domingo 10 de diciembre de 2017, Día de los Derechos Humanos, la ONU inició la conmemoración del 70º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos aprobada en 1948. La misma se extenderá durante un año, hasta el 10 de diciembre de 2018. Al respecto opinó para Télam René Mauricio Valdés, coordinador residente de la ONU en Argentina.

Ren Mauricio  Valds

Por Ren Mauricio Valds

En respuesta a las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial los líderes del mundo se comprometieron a trabajar conjuntamente para impedir la repetición de lo sucedido en ese terrible conflicto. Con este fin crearon las Naciones Unidas en 1945 y posteriormente, en 1948, decidieron complementarla con una hoja de ruta para garantizar los derechos de todas las personas en cualquier lugar y en todo momento. Así nació la Declaración Universal de Derechos Humanos cuya adopción se celebra todos los años el 10 de diciembre.

Este documento histórico es considerado como constitutivo de lo que modernamente llamamos la comunidad internacional; proclamó los derechos universales, inalienables, inherentes a toda la humanidad sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

La Declaración expone valores universales y un ideal común para todos los pueblos y naciones, manifestando que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Gracias al compromiso de Estados y ciudadanos con los principios de la Declaración, la dignidad de millones de personas se ha visto fortalecida, y se han sentado las bases de un mundo más justo.

Pero no cabe duda que aún falta un largo camino para cumplir plenamente con las promesas allí contenidas; más aún, es muy preocupante que, como lo ha señalado el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, "hoy vemos en todas las regiones una hostilidad inquietante hacia los derechos humanos". Guterres nos llama a hacer frente a este desafío luchando por asegurar que las palabras y las leyes se transformen en acciones concretas. De lo contrario, se continuará nutriendo la alarmante proliferación de conflictos, desigualdades y crisis humanitarias en el mundo. Es necesario "no dejar a nadie atrás" como lo proclama la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 que fuera adoptada por la Asamblea General de las ONU en septiembre del 2015 y que puede ser vista como un medio para promover el disfrute pleno de los derechos humanos. Todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible contenidos en dicha Agenda, tiene fundamento claro y directo en disposiciones de derecho positivo contenidas en alguno de los principales tratados internacionales en materia de derechos humanos.

Este nuevo aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos dará inicio a las conmemoraciones de los 70 años de dicho instrumento. En un contexto en que los derechos humanos están bajo ataque en muchos lugares del mundo, también el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Al Hussein, nos llama a la acción: siempre y en todo lugar debemos defender nuestros derechos, consagrados en la Declaración Universal. Pero no solo ello, también debemos defender los derechos de los demás. Y me permito agregar que debemos hacerlo especialmente con respecto a los derechos de las personas más excluidas o discriminadas; aquellas que se encuentran lejos de los principales centros urbanos, de los servicios públicos y del foco de los medios de comunicación. Es necesario llegar, como diría Eleonora Roosevelt, co-autora de la Declaración Universal, "hasta los más pequeños lugares". Y subrayaba lo siguiente en un hermoso texto que me parece oportuno recordar: "En pequeños lugares, cerca de casa - tan cerca y tan pequeños que no puedan ser vistos en ningún mapa del mundo, y aun así son el mundo de la persona individual; el barrio donde vive o trabaja; la escuela o la universidad a la que asiste; la fábrica, el campo o la oficina donde trabaja. Tales son los lugares donde cada hombre, mujer o niño busca justicia igualitaria, oportunidad y dignidad iguales sin discriminación. Si esos derechos no significan nada en esos lugares tampoco significan nada en ninguna parte. Sin una acción decidida de los ciudadanos para defender esos derechos cerca de sus casas, buscaremos en vano el progreso en el resto del mundo".

(*) Coordinador Residente de la ONU en Argentina.

etiquetas