07/12/2017 Estados Unidos

Fuertes vientos impiden el control de incendios forestales en Californa

Cientos de bomberos intentan controlar desde la noche del viernes los incendios que arrasan miles de hectáreas en el sureste californiano, donde se han evacuado a unas 200.000 personas.



Las llamas son difíciles de controlar porque la región atraviesa una temporada muy seca y el fuego se aviva con rachas de vientos que llegan a los 128 kilómetros por hora, según informó la agencia EFE.

En total son cuatro incendios que asolan desde hace días el noroeste de Los Ángeles, donde han dañado más de 200 edificios y provocado cierre de escuelas y universidades, carreteras y la caída del servicio eléctrico, están lejos de controlarse a pesar de los esfuerzos de los bomberos.

Ken Pimlott, director de la agencia estatal californiana de protección contra incendios Cal Fire, reconoció que frente a la velocidad que alcanzan los vientos los bomberos no tienen "ninguna capacidad para luchar contra los incendios".