07/12/2017 Laguna del Sauce

Familiares de las victimas denuncian falta de controles en la avioneta

Los familiares de la tragedia aérea, en la que murieron todos los pasajeros y tripulantes de una avioneta argentina, denunciaron penalmente a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) por la supuesta falta de controles en la reconfiguración "irregular" que sufrió la aeronave antes del despegue.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que, además, se pidió que se investigue por el delito de "estrago doloso" (que prevé penas de hasta 20 años de cárcel) a los dueños de la avioneta bimotor Beechcraft Kin Air B90, matrícula LV-CEO y a la agencia de viajes que contrató el traslado de los pasajeros.

Si bien la avioneta cayó en Punta del Este, la denuncia penal fue radicada en el juzgado federal de San Isidro, a cargo de Sandra Arroyo Salgado, porque había despegado del aeródromo de San Fernando y fue allí donde, según se cree, se realizaron todas las modificaciones ilegales en la aeronave para poder albergar a más personas de las que soportaba la aeronave.

Los apuntados por los familiares son Ezequiel José Masjuán, director y presidente de la sociedad Droguería Meta S.A.; Juan Cereijo, director y presidente de la sociedad Dihemo S.A.; y otro hombre que figura como responsable de la sociedad Inversiones Locales S.A., de quien se desconoce su nombre, todos ellos dueños de la aeronave.

También se pidió que se investigue a los responsables de la agencia de viajes Furlong Fox, que contrató los servicios de la avioneta para realizar el traslado de los pasajeros, y a los responsables de la PSA y de la ANAC por la falta de controles.

La presentación fue realizada en las últimas horas por el abogado Francisco Castéx, quien representa en principio a los familiares de dos de las víctimas de la tragedia, Mario Barba y Joana Mc Cormack.