01/12/2017 opinin

Desarrollando talento, desarrollamos futuro

Tras el lanzamiento de la reforma Secundaria del Futuro, el gobierno porteño anunció un proyecto de ley para la creación de la Universidad de Formación Docente de la Ciudad de Buenos Aires. Al respecto opinó para Télam la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña.

Soledad  Acua

Por Soledad Acua

Hoy compartimos un sueño: el de la transformación educativa. Sueño que podemos llevar adelante trabajando en equipo y abordando los temas de manera integral por el futuro de los chicos.

Hace diez años, desde que Mauricio Macri era Jefe de Gobierno, venimos trabajando en la Ciudad para mejorar la educación y logramos muchos avances: bajamos la deserción escolar al 2,2%, todos los alumnos de primaria tienen inglés desde primer grado y un computadora con internet, cubrimos todas las vacantes desde los 4 años, mejoramos la infraestructura escolar y hoy ya casi 100 escuelas de la Ciudad cuentan con jornada extendida, lo que significa casi 90 días más de clase por año.

Estos avances sumados a la posibilidad de trabajar en equipo con el gobierno nacional y con el de la provincia de Buenos Aires, nos da la oportunidad de dar este gran salto.

En esta transformación en marcha estamos trabajando juntos todos los actores de la comunidad educativa gracias a la confianza que logramos generar con cada una de las familias, con los estudiantes, docentes y sindicatos.

Uno de los grandes desafíos que enfrentamos es el de incorporar la tecnología a la enseñanza desde sala inicial. Hoy ya los chicos de 5 años cuentan desde el jardín con el atelier digital, para que se familiaricen con las herramientas del futuro.

Los alumnos que empezaron la escuela este año la van a terminar en 2030. No sabemos cómo van a ser los trabajos dentro de 13 años, pero sí sabemos que van a tener dos características: van a ser principalmente digitales y van a ser muy dinámicos.

Por eso estamos cambiando la escuela secundaria. El año que viene en 19 escuelas empieza la "secundaria del futuro" con métodos pedagógicos más personalizados, que estimulen las capacidades de cada alumno, que fomenten el trabajo en equipo y por proyectos, y algo muy importante: que los prepare mejor para el mundo que van a enfrentar cuando terminen la secundaria, tanto para los que elijan seguir estudiando como para los que decidan empezar a trabajar: todos los chicos de la secundaria van a hacer prácticas educativas en organizaciones sociales, el Estado, y el sector privado.

Sabemos la importancia que tienen los docentes y la carrera docente en todo este proceso, son ellos los que crean futuro con los chicos. Estamos recomponiendo la pirámide salarial, revalorizando el rol del docente, apostando a la capacitación continua, para que directores, rectores y todos los equipos de conducción tengan todas las herramientas necesarias para enfrentar los desafíos del aula.

Por eso, vamos a presentar a la legislatura el proyecto de la primera Universidad pública y gratuita de la Ciudad para la formación docente, para que cuando los chicos que terminan la secundaria elijan ser maestros estén eligiendo una carrera universitaria, una institución que investigue y se adelante a los cambios.

Si bien hay muchas cosas que no se pueden predecir del futuro, de algo estamos seguros: los maestros van a hacer falta siempre. Estamos convencidos que la carrera docente es una carrera del futuro. Por eso vamos a darle a la carrera docente todos los contenidos necesarios para que ser docente sea la aspiración de más y más jóvenes.

La Universidad de la carrera docente va a ser la primera que dependerá de la Ciudad de Buenos Aires. Unificaremos los 29 institutos de formación docente y eso va a permitir contar con más profesionales para la capacitación continua.
Una educación del futuro, para chicos del futuro, requiere docentes del futuro.

(*) Ministra de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.