30/11/2017 Opinin

VIH: cada nmero es una persona

Cada 1º de diciembre se conmemora el Día Mundial de Lucha contra el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana). En la Argentina, según el Boletín epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación, actualmente se estima que 120.000 personas tienen VIH de las cuales 70% conoce su diagnóstico, y de ellas el 81% está actualmente en tratamiento. Al respecto opinó para Télam el Dr. Pedro Cahn, director Científico de Fundación Huésped.

Pedro Cahn

Por Pedro Cahn

Como cada 1 de diciembre, el VIH vuelve a ser noticia. Se lee y repite a viva voz que en Argentina 126.000 personas viven con VIH. Que cada día, 17 adquieren el virus y otras 5 mueren a causa del sida. Que 3 de cada 10 personas que viven con el virus no lo saben y que el 90% de ellas se infectaron por relaciones sexuales sin protección. Son números que impactan. Pero mucho más, si tenemos en cuenta que cada número es una persona. Este 1 de diciembre compartamos estadísticas vivas, que nos hablen de historias, vidas, familias, amigos, que son mucho más que números. 

Ésto fue lo que hizo que naciera Fundación Huésped hace 28 años. Personas con VIH, mujeres, hombres, niños, familiares, amigos que necesitaban una respuesta frente a una pregunta que se repitió a lo largo de los años. ¿Será posible poner fin al VIH? Hoy sabemos que sí. Si el 90% de las personas con VIH conocieran su diagnóstico, el 90% de ellas estuviera en tratamiento y el 90% alcanzara niveles indetectables de virus en la sangre, para el 2030 la epidemia estaría controlada. Más números detrás de lo cuales hay personas, proyectos, sueños. 

El diagnóstico y tratamiento temprano junto con los beneficios de la terapia antirretroviral permiten que las personas con VIH tengan la misma calidad de vida que aquellas que no viven con el virus. Ésto no sólo disminuye las muertes relacionadas al sida, sino también las posibilidades de transmisión del virus. Pero, lamentablemente dos de las fuerzas motrices de la epidemia, la discriminación y el estigma social, siguen vigentes en sectores de nuestra sociedad. 

Por eso, para terminar con el VIH necesitamos el compromiso de todos: de los profesionales de la salud, sean de la especialidad que sean, que ofrezcan el test a sus pacientes; de las personas sexualmente activas, entendiendo que ninguno de nosotros está exento y todos debemos cuidarnos; y, sobre todo, del Estado, facilitando el acceso al testeo y a un sistema de contención, cuidado y tratamiento acorde, en cada rincón del país. Hoy, terminar con la epidemia del VIH es posible. Para eso, es necesario que entendamos que cuando hablamos de estadísticas no hablamos de números, sino de personas como cada uno de nosotros. 

(*) Director Científico de Fundación Huésped, ong que desde octubre de 2015 cuenta con un centro de testeo que permite realizar una prueba de detección rápida del virus.
etiquetas