27/11/2017 Pakistn

Dimite el ministro de Justicia ante las protestas islamistas

El gobierno paquistaní cedió este lunes a la presión de grupos islamistas que bloquearon durante tres semanas una de las entradas a Islamabad, en contra de la reforma electoral.

El gobierno paquistaní aceptó la dimisión del ministro de Justicia, Zahid Hamid, a cambio del fin de una protesta que se saldó con 6 muertos y cientos de heridos. Hamid era acusado de "blasfemia", luego de que el Parlamento aprobara una reforma electoral que cambió el enunciado del juramento de cargos públicos de "yo creo" a "yo juro" que Mahoma es el último profeta del islam.


El ahora ex ministro presentó su renuncia en la noche del lunes como parte de un acuerdo entre el gobierno y el clérigo Khadim Hussain Rizvi, en el que el ejército actuó de mediador, tras una jornada de violencia en la que los militares no intervinieron pese a haber recibido la orden de hacerlo. El Tribunal Superior de Islamabad, que el sábado ordenó el despeje de la zona bloqueada por los islamistas, cargó duramente este lunes contra el ejército por ejercer de mediador y no cumplir las órdenes que se le dieron.

Los manifestantes son seguidores de clérigo Khadim Hussain Rizvi, del partido Tehreek-e-Labbaik Pakistán, una fuerza islamistas conservadora, con buenos vínculos con grupos armados yihadistas de la región, entre ellos los talibanes. Pese a que la reforma fue eliminada casi de inmediato, los islamistas mantuvieron bloqueada la autopista exigiendo que se aplicara la Ley Antiblasfemia y se castigara a los autores del cambio.