23/11/2017 Ley de paridad de gnero

A partir de 2019, el 50% de las candidaturas debern ser para mujeres

Diputados aprobó con amplio consenso la normativa que genera un avance en la representación femenina en las listas. ¿Cómo es la situación en otras partes del mundo?

Por Camil Straschnoy

Diputados sancion la ley de paridad de gnero.

La Cámara de Diputados convirtió en ley por 165 contra 4 votos el proyecto que promueve la aplicación del principio de paridad de género en las listas de candidatos a legisladores nacionales, con lo cual en las elecciones de renovación parlamentaria del 2019 la representación femenina subirá del 33 al 50 por ciento.

El proyecto había sido aprobado en octubre de 2016 por el Senado, casi al mismo tiempo que Diputados enviaba la media sanción de la reforma electoral, que contemplaba, como punto principal, la aplicación de la boleta electrónica.


Entre otras cuestiones, introduce el artículo 60 bis en el Código Nacional Electoral y fija la obligatoriedad de intercalar candidatos de ambos sexos en las listas de legisladores nacionales.

A su vez, el proyecto incorpora la igualdad de género a nivel partidario, aunque en este caso no será obligatorio intercalar postulantes, sino que las listas deberán completarse con un 50% de representantes de cada sexo.

El primer paso en este sentido fue la ley 24.012 de cupo femenino de 1991, la primera de América Latina, que estableció la obligatoriedad del 30% de las listas ocupados por mujeres.


De ser pioneros a quedar retrasados

Argentina fue el primer país de América Latina en establecer un cupo femenino. En 1991 con la sanción de la ley 24.012 se creó la obligatoriedad del 30% de las listas ocupadas por mujeres.

En 1987 solamente el 4,3% de las bancas estaban en manos de diputadas y en 1997 el porcentaje trepó a 27,2%, de acuerdo a un informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec). Hoy ocupan el 34% de los asientos en la Cámara baja y el 40% en Senado, cifras que prácticamente no cambian desde 2003.

Argentina fue pionera en aprobar en 1991 una ley de cupo femenino para el 30% de las listas, que so bien fue un avance en  se terminó convirtiendo en un techo para la participación de las mujeres



Los legisladores que aprobaron ayer la ley de paridad de género entienden que la normativa de 1991 fue un avance pero generó un techo. Sobre todo cuando otros países de la región como Bolivia y Ecuador y europeos como Francia y España introdujeron reglas de equidad en la representación legislativa.

La situación en el mundo


Ruanda y Bolivia son los únicos dos países en los que las mujeres tienen una mayor representación en sus respectivas Cámaras bajas, según datos de la Unión Interparlamentaria (UIP). Cuba, Islandia, Nicaragua, Suecia y México son los que más cerca están de conseguirlo.

El porcentaje de mujeres en los distintos parlamentos o congresos del mundo aumentó del 16,8% en 2006 al 23,3% en 2016. 

En 1995 sólo un 11,3% de los escaños en el mundo eran ocupados por mujeres; la cifra se elevó a 16,8% en 2006; 22,6% en 2015; y 23,3% el año pasado, de acuerdo al trabajo presentado por la UIP en marzo de este año al celebrarse el Día Internacional de la Mujer.

En detalle, según los datos, en 68 cámaras del mundo, al menos 30% de los asientos eran representados por mujeres, en otras 44 ese número baja a solo el 10% y en cinco directamente no hay legisladoras. El ligero aumento en la cifra de parlamentarias contrasta con el ritmo más elevado de avance en el caso de las mujeres que presiden un parlamento, que alcanzó una cifra histórica, con 53 de las 273 cámaras existentes.