21/11/2017 claves para entender

Uber: cmo funciona y qu le imputa la Justicia

La Asociación de Taxistas de la Ciudad de Buenos Aires realizó este martes una protesta para pedir a la Justicia que condene a la empresa por evasión. ¿Qué causas se le siguen y cuánto evadió?

Desde que desembarcó en Argentina, en abril de 2016, Uber no paró de generar polémica. Los usuarios adoptaron el servicio, los taxistas multiplicaron sus protestas y la Justicia tiene a la empresa en la mira.

 

Qué es Uber y cómo funciona en Argentina

A nivel mundial, la empresa fue fundada en 2009 y realizó más de cinco millones de viajes. Según indica en su página web, tiene más de 40 millones de usuarios y 2 millones de conductores. Además de Argentina, opera en otros 76 países y 616 ciudades, con suertes y legislaciones diversas.

La operatoria es simple: se baja la aplicación, se elige el punto de partida, el destino y la capacidad del auto, se consulta el tiempo de espera y el costo y se pide el auto, cuyo viaje se paga en efectivo.

Uber Estados Unidos
Uber Estados Unidos
 En otros puntos del mundo el servicio se puede pagar con tarjeta, pero en Argentina no. Un fallo de fines de abril ordenó a empresas prestadoras de servicio de tarjetas de crédito no trabajar con Uber, decisión que fue confirmada por la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires.

Para ser chofer, la empresa pide que el conductor se inscriba, cargue en una plataforma su licencia de conducir, póliza de seguro del auto y cédula del vehículo. Sin embargo, desde el Gobierno de la Ciudad afirman que la actividad no es legal porque les falta la licencia profesional, habilitación en los vehículos y los seguros correspondientes. Según la empresa, sus trabajadores son “socios” autónomos y no empleados.

Según un estudio de la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) y la Unidad de Investigaciones Penal Tributaria del Cuerpo de Investigaciones Judiciales, entre abril y octubre de 2016 Uber Argentina SRL recaudó $69.643.951.

Los argumentos en su contra

El Ministerio Público Fiscal porteño investiga tres causas: una penal tributaria contra la empresa y sus directivos, por evasión; y otra contravencional a la compañía y a los choferes, por organizar actividades lucrativas en espacios públicos. El fiscal de Cámara de la Ciudad, Martín Lapadú, es quien las lleva adelante.

 - Evasión: la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) dictaminó que Uber evadió $1.044.659 en concepto de impuestos sobre los Ingresos Brutos. A partir del informe del organismo, los responsables de la empresa serán llamados a indagatoria. Según explicó la Fiscalía al dar a conocer las cifras, Uber envía el total recaudado fuera del país, evadiendo impuestos que debería tributar en la Ciudad, y reintroduce 75% de ese dinero depositándolo en financieras que pagan a los conductores.

Por esta causa es que los choferes de la Asociación de Taxistas porteños exigieron a la jueza Cristina Lara que ratifique que “la irregularidad de Uber es una causa penal tributaria y no una simple contravención”. Al caratularla así, las penas van de 4 a 6 años de prisión.

 - Contravención (a la empresa): se le sigue una causa por infracción del artículo 83 del Código Contravencional, por uso indebido del espacio público y realizar actividades lucrativas no autorizadas. Las multas son económicas, y van hasta los $30.000.

 - Contravención (a los choferes): se les sigue una causa por el mismo artículo, además del artículo 74 del código contravencional porteño, que castiga a quien ejerce ilegítimamente una actividad. Con juicio abreviado, ya fueron condenados conductores y penados con inhabilitación por 30 a 60 días para el manejo y 2 días de arresto.
Sin embargo, desde la empresa destacaron que la sala 5 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional desestimó a fines de 2016 una denuncia realizada por el Sindicato de Taxistas por los delitos de asociación ilícita, entorpecimiento del tránsito, desobediencia, competencia desleal e instigación a cometer delitos. Y resaltaron que "el el Juzgado No. 31 en lo Penal, Contravencional y de Faltas decidió en febrero de 2017, mediante sentencia que se encuentra firme, que la actividad de Uber es distinta a la de remís, y que a los socios conductores no se les puede exigir una licencia de remís ni sancionarlos por no tenerla".

El secretario de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires, Juan José Méndez, dijo a Télam en el mes de julio que desde el gobierno porteño no tienen “ningún diálogo con la compañía”. “Uber no paga impuestos y sigue estando en falta la licencia profesional, el vehículo habilitado, los seguros correspondientes”, aseguró.

Qué sucede con la firma a nivel internacional

- Junto a otras grandes multinacionales, Uber  está mencionada en los Paradise Papers que divulgó el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés).
La empresa, al igual que Apple, usó los servicios de la firma Appleby para montar sus esquemas tributarios fuera de sus países de origen y tratar de reducir su factira fiscal, aseguró el periódico The Guardian, que participa del ICIJ.

 - En Australia, a mediados de noviembre, la Justicia dictaminó que los choferes deben pagar los mismos impuestos que los taxistas. Un tribunal federal consideró que Uber brinda un “servicio de taxi” y que sus conductores deben registrarse ante la Oficina de Impuestos. La respuesta de la empresa fue que sus conductores no son taxistas porque no utilizan las paradas o recogen a los pasajeros en la calle, y pidió que los conductores sean tratados como contratistas independientes y no como empleados

- El organismo que controla el transporte público en Londres le quitó la licencia a Uber por considerar que  "no es un operador adecuado y correcto”. La empresa apeló la decisión y se estima que la primera audiencia del caso se lleve a cabo a mediados de diciembre.

En Reino Unido se dictaminó también que los choferes son empleados de la empresa y no independientes, por lo que fijó que deben acceder a los derechos básicos de los trabajadores: vacaciones, salario mínimo y descansos. Fue ante una acción legal de uno de los principales sindicatos locales, GMB. La compañía apeló la decisión y aseguró que durante el último año realizaron cambios en la aplicación para darles más control a los conductores, invirtieron en aspectos como el acceso a la cobertura de enfermedades y lesiones y seguirán presentando cambios para que la conducción con Uber sea mejor.

Protesta en Hungría
Protesta en Hungra