20/11/2017 Estados Unidos

La extraña conexión entre los crímenes de Manson y el “Álbum Blanco”

Charles Manson creyó que había sido el elegido de Dios para encarar una “limpieza” moral, de acuerdo a los designios del Apocalipsis, y que los detalles sobre cómo llevarla a cabo estaban ocultos en las letras de varias canciones del “Álbum Blanco”, de The Beatles.

Por Hernani Natale

Charles Manson creyó que había sido el elegido de Dios para encarar una “limpieza” moral, de acuerdo a los designios del Apocalipsis, el último libro que forma parte de la Biblia, y que los detalles sobre cómo llevar a cabo esta tarea estaban ocultos en las letras de varias canciones que integraban el denominado “Álbum Blanco”, de The Beatles, fue la conclusión a la que llegó el fiscal Vincent Bugliosi, en el juicio que condenó en 1971 al feroz asesino y sus seguidores.

Precisamente, Manson creía que era el “Quinto Jinete” al que hace referencia el texto sagrado y que los otros cuatro eran los integrantes del famoso grupo de Liverpool, quienes a través de las composiciones “Helter Skelter”, “Piggies”, “Revolution 9” y, en menor medida, “Blackbird” y “Honey Pie”, mantenían un contacto secreto con él.

La enmarañada trama comenzó a mostrar sus primeras puntas cuando algunas integrantes de la llamada “familia”, el nombre dado a la comunidad hippie que tenía a Manson como líder, confesaron los crímenes. El testimonio de Linda Kasabian y Leslie Van Houten, fundamentalmente, permitió comprender la saña evidente en la escena del crimen, que incluía apuñalamientos con cubiertos de plata y las palabras “Helter Skelter” y “Cerdos” escritas en las paredes con sangre de las víctimas, que fueron sorprendidas mientras compartían una cena en una mansión de Bel Air, en California.