14/11/2017 polideportivo

Dahlgren, mucho ms que una atleta olmpica

A los 33 años, la lanzadora de martillo se mantiene en el más alto nivel pero, a la vez, prepara libros con cuentos infantiles, da charlas sobre bullying, protagoniza acciones solidarias, será embajadora del INADI y, en ratos libres, practica judo, jujitsu y golf. Incluso se animará a competir en la previa del Abierto de golf de la República.


“Sé que estoy atravesando mi última etapa en el alto rendimiento, pero voy año a año, no tengo fecha para mi retiro... Estoy muy contenta con la carrera que hice y quiero cerrarla de la mejor manera”. Indicó Dahlgren, una de las invitadas al Abierto de la República, que comienza este miércoles.

Dahlgren es multifacética y divide su tiempo entre varias pasiones: está escribiendo dos libros de cuentos más para transmitir mensajes, sigue dando charlas sobre bullying (fue víctima en su adolescencia, algo que se animó a contar con el primer libro), es protagonista de un hermoso proyecto de ayuda solidaria, desde diciembre será embajadora del INADI y, por si fuera poco, le quedan horas para practicar otros deportes.

La atleta, participante de cuatro Juegos Olímpicos, no cree en limitaciones físicas y, pese a su físico fornido (1m80 y 106 kilos), está motivada con el judo (desde hace 3 años), el jujitsu y el golf. Y cuando ella se mete, lo hace a full.

Jenny, con dedicación y compromiso, es protagonista de la Huella Weber: “Cada uno elige un lugar para ayudar. Yo me quedé con la Granja Andar, un hermoso sitio en Moreno donde capacitan a chicos discapacitados para que puedan insertarse en el mercado laboral. Tiene una panadería, un vivero y también desarrollan actividades culturales, artísticas y deportivas. Por suerte compartimos este lema con deportistas amigos y encontramos en Weber Saint Gobain, un compañero ideal”, relata con emoción