13/11/2017 opinin

Cuidar a nuestros nios es asegurar su derecho a una niez plena

El gobierno argentino presentará en la IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil, que desarrollará en nuestro país entre mañana y el jueves, los resultados de la segunda Encuesta de Actividades de Niños, Niñas y adolescentes 2017, que permitirá actualizar las cifras de trabajo infantil en el país. Al respecto opinó para Télam el Lic. Fausto Spiga, presidente de la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil del Ministerio de Trabajo.

Fausto  Spiga

Por Fausto Spiga

El Gobierno nacional está fuertemente involucrado en la erradicación del trabajo infantil. Como fruto de este compromiso nuestro país será sede de la IV Conferencia Mundial para la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil que se llevará a cabo los días 14, 15 y 16 de noviembre en la ciudad de Buenos Aires.

Los temas que abordará este encuentro atravesarán tres ejes: empleo joven, trabajo forzoso y trabajo infantil. Las diferentes delegaciones que participen presentarán los compromisos que cada nación implementará con el fin de cumplir con las metas de la Agenda 2030, y en particular con el Objetivo 8 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: promover un crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, un empleo pleno y productivo, y un trabajo digno para todas las personas. Delegaciones de 193 países, conformadas por gobiernos, trabajadores y empleadores, organismos internacionales, organizaciones de la sociedad civil y otros actores relevantes estaremos trabajando durante estos días para lograr los acuerdos y compromisos necesarios para erradicar el trabajo infantil en el mundo, lo que dará lugar a la Declaración de Buenos Aires. Sin duda será un hito histórico.

En este contexto, nuestro país presentará el Plan Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y la Protección del Trabajo Adolecente 2018/2022. Este es el resultado de un trabajo articulado en el marco de la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI), donde cada uno de los organismos del Poder Ejecutivo Nacional, el sector sindical y el sector empresarial se han comprometido, en la medida de sus competencias, a ejecutar acciones en forma conjunta con el fin de "Garantizar la prevención y erradicación del trabajo infantil en todas sus formas y la protección del trabajo adolescente, en cumplimiento de la Meta 8.7 de los ODS".

Este Plan Nacional se fundamenta, principalmente, en el cumplimiento de los principios de la Convención de los Derechos del Niño y entiende al trabajo infantil como una problemática social compleja por su multi-causalidad que va en detrimento de la totalidad de sus derechos.

Sus objetivos específicos buscan dar una respuesta a cada uno de los determinantes del trabajo infantil, como la necesidad económica, la falta de alternativas recreativas o formativas o la falta de políticas de cuidados, así como trabajar sobre variables condicionantes como la naturalización de este fenómeno por parte de la sociedad o la falta de diagnósticos precisos para lograr acciones más efectivas.

Se priorizan las acciones de prevención de la problemática orientadas al fortalecimiento familiar, dado que si un niño trabaja se hace imperioso atender a su entorno y así brindar oportunidades para su pleno desarrollo que consiste en de estudiar, disfrutar del juego y del tiempo libre en un entorno saludable. Un ejemplo de ello es la política de centros de atención y cuidado que este Plan promueve.

Este Plan no sólo es el resultado de acuerdos a nivel nacional, sino también contó con aportes de los representantes de las Comisiones Provinciales para le Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (COPRETI) que supieron complementar con su conocimiento el trabajo realizado por la Comisión Nacional.

La erradicación del trabajo infantil es una prioridad para nuestro país y constituye una tarea que debemos llevar adelante conjuntamente. Cuidar a nuestros niños es asegurar su derecho a tener una niñez plena, en la que puedan jugar, disfrutar, estudiar, aprender y no trabajar. Es una obligación ocuparnos de su presente para que puedan construir su futuro. Este es el camino que debemos seguir para contribuir a una sociedad más equitativa y más justa.


(*) Director de Políticas de Erradicación del Trabajo Infantil y presidente de la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil del Ministerio de Trabajo.



etiquetas