09/11/2017 claves para entender

Los tres temas que trataron Macri y los gobernadores en la reunin

El Presidente recibió a los mandatarios provinciales en Casa de Gobierno, con las cuentas públicas, el fondo del Conurbano y la reforma tributaria en la agenda.

El Gobierno mantuvo un encuentro este jueves con los gobernadores en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada, en el que les planteó una propuesta de "consenso fiscal".

Equilibrio en las cuentas públicas

 El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, explicó que en la reunión se presentó “una propuesta de consenso fiscal”, que implica “una ratificación del compromiso del gobierno nacional y las provincias en avanzar en un sendero firme y gradual hacia el equilibrio de las cuentas públicas”, entre otras cuestiones.

Dicho proyecto se trabajará provincia por provincia, “puliendo el acuerdo y escuchando contribuciones e inquietudes” hasta el jueves próximo, para lo que se anunció un cuarto intermedio. “La idea es que esté sancionada la ley de consenso fiscal antes de fin de año”, aseguró el ministro.

Cuarto intermedio de una semana en la reunin entre el Presidente y los gobernadores

Por su parte el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, aseguró: “Lo que pretendemos es que todas las cuestiones fiscales que hoy están arriba de la mesa y que no se han resuelto por muchísimos años tengan una resolución y así poder empezar frescos una nueva etapa que nos lleve a una Argentina con equilibrio fiscal”.

El Fondo del Conurbano

En el encuentro también se presentó un proyecto de solución al reclamo bonaerense por el Fondo del Conurbano. Según aseguró Frigerio, este “no afecta los recursos de las provincias” y “fue recibido de manera satisfactoria” por los mandatarios provinciales.

 La propuesta implica cubrir "de manera gradual el reclamo legítimo de la provincia de Buenos Aires" y la Nación se haría cargo "mayoritariamente" del financiamiento. “Resta que cada provincia pueda hacer sus números, es una solución que no impacta en las cuentas públicas de cada jurisdicción”, afirmó el ministro.

El Gobierno propone derogar el artículo 104 de la Ley de Ganancias, que establece que el 36 por ciento de lo recaudado por ese tributo no ingresaba a la masa coparticipable y repartía 650 millones de pesos para la provincia de Buenos Aires, con un tope incluido; y el 10 por ciento para el resto de las provincias distribuido según el coeficiente de coparticipación.

Ese artículo también destina un 4 por ciento para las provincias con necesidades básicas insatisfechas -las que más recibían eran Salta, Misiones y Corrientes-, otro 20 por ciento para financiar a la Anses y un 2 por ciento restante al fondo de Aportes del Tesoro Nacional (ATN).

A partir de esa derogación, todas las asignaciones pasarían a la masa coparticipable, que aumentaría a 230 mil millones de pesos, mientras que para no desfinanciar a la Anses, el Gobierno pretende que el cien por ciento de lo recaudado del impuesto al cheque pase bajo la órbita del sistema previsional a cargo de la Anses. 



Cuando ese acuerdo se concrete, "la provincia (de Buenos Aires) está dispuesta a retirar ese reclamo en la Corte Suprema", adelantó. El reclamo bonaerense ante el máximo tribunal radica en que se elimine un tope que le impide a la provincia recibir unos 53.000 millones de pesos anuales.

La historia del Fondo del Conurbano y por qué es tan disputado.

La reforma tributaria

El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, anunció que el lunes el Ejecutivo enviará al Congreso el proyecto de reforma tributaria. “Vemos un consenso enorme en la necesidad de sacar los impuestos que impiden que la Argentina crezca en orden”, aseguró en conferencia de prensa.

Dujovne sostuvo que se busca eliminar la carga impositiva que impide que la Argentina crezca

Un caso puntual dentro de la reforma tributaria que generó polémica es el del impuesto al vino: en el proyecto que presentará el Gobierno se estipulaba una carga interna de 10% a la bebida, y de 17% al champagne. Sin embargo, el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, aseguró que Macri le confirmó que eso no ocurrirá.

"Acabo de terminar una reunión privada con el presidente @mauriciomacri quien me confirmó que el vino y el champagne no van a tener impuestos internos", afirmó en su cuenta de Twitter, antes de salir de Casa Rosada.



La medida había cosechado un amplio rechazo por parte del sector vitivinícola, no sólo en Mendoza sino a nivel nacional.