09/11/2017 Arabia Saudita

Diputados de Hezbollah piden a Riad no arrastrar al Lbano a su crisis

La bancada de Hezbollah en el parlamento libanés aseguró que las autoridades de Arabia Saudita atraviesan una crisis plasmada en la detención de decenas de figuras políticas y la sorpresiva renuncia del permier libanés, Saad Hariri.

La bancada de Hezbollah en el Parlamento libanés pidió este jueves a Arabia Saudita que no arrastre al Líbano a su "crisis interna", luego que el primer ministro de ese país, Saad Hariri, renunciara el sábado pasado a su cargo desde la capital saudita y nunca volviera a Beirut.

Al mismo tiempo, las monarquías de Arabia Saudita y Kuwait ordenaron a sus ciudadanos abandonar el territorio de Líbano, una decisión que ya había tomado el vecino reino de Bahréin hace sólo unos días. Estos llamados internacionales no hicieron más que alimentar la tensión y el clima de incertidumbre que se vive en el país desde que renunció el premier, el sábado pasado.

Arabia Saudita le pidió a sus ciudadanos que viven en Líbano que "sean cautos" y abandonen el país, sin explicar por qué, según la agencia de noticias estatal saudita SPA. Por su parte, Kuwait también solicitó a sus ciudadanos que abandonen Líbano "inmediatamente" como "una medida preventiva frente a cualquier impacto negativo que puede tener lugar" en el país, según un comunicado de la Cancillería, citado por la agencia de noticias estatal KUNA.