09/11/2017 opinin

Neumona: el tabaco deteriora las defensas del pulmn

Con la celebración del Día Mundial contra la Neumonía, cada 12 de noviembre, se desea sensibilizar acerca del problema de salud pública que constituye la neumonía, y ayudar a prevenir la pérdida evitable de millones de vidas niños que se registra cada año por causa de esta enfermedad. Al respecto opinó para Télam el Dr. Juan Antonio Mazzei, presidente de la Fundación Argentina del Tórax.

Dr. Juan Antonio  Mazzei

Por Dr. Juan Antonio Mazzei

La neumonía es una infección del tracto respiratorio inferior que cada año mata en el mundo a 1,6 millones de personas mayores de 59 años.

En la Argentina las estadísticas indican un incremento de la tasa de mortalidad sostenido, con cifras rondan los 19.000 fallecidos en los años 2011 y 2012 in crescendo de 23.000 en 2013 hasta 24.000 en el 2014 y 27.000 en el año 2015. Un dato importante es que el sexo femenino resulta el más afectado con una mortalidad en el año 2015 de 14.833 versus 12.900 varones.
Según el agente causal la neumonía puede ser:

1) Infecciosa extrahospitalaria o de la comunidad se presenta en ?personas que no están ni estuvieron recientemente internados.

Se trata de un cuadro agudo que puede ser causada por numerosos gérmenes (Streptococcus pneumoniae o nemococo, Mycoplasma pneumoniae, Pseudomona aeruginosa, Enterobacterias), en un 10% de los casos se aíslan virus influenza y sincicial respiratorio. Cuando se diagnostica una neumonía el paciente debe ser valorado una escala de puntuación que tiene en cuenta la edad, el estado mental, la frecuencia respiratoria y la presión arterial, que permite clasificar la severidad del cuadro para decidir si el tratamiento puede ser realizado en forma ambulatoria, con antibióticos por vía oral o bien debe ser internado.

2) Infecciosa adquirida en el hospital o intrahospitalaria, que ?aparece más de 48 horas después de la internación y hasta transcurridas dos semanas después de que ha sido dado de alta. Se trata con  antibióticos pero su pronóstico es más grave dado que afecta a pacientes con enfermedades debilitantes (diabetes, alcoholismo, enfermedades respiratorias de pase, posquirúrgicos, etc.), con asistencia ventilatoria mecánica, y son causadas por gérmenes más agresivos con mecanismos de resistencia a los antibióticos.

3) No infecciosa-aspirativa, por ingreso de una sustancia extraña, como alimento o líquido que llega a los pulmones (en general se produce en pacientes inconscientes que no pueden eliminar las secreciones pulmonares mediante la tos, o por aspiraciones de vómito sobre todo en casos de alcoholismo); y también por la inhalación de líquidos cáusticos o abrasivos o gases venenosos.?
El Programa Nacional de Vacunación establece la gratuidad de la vacuna en hospitales, centros de salud, obras sociales y prepagas y existen varios tipos:

Antineumocócica, que está indicada para personas mayores de 65 años y personas entre 5 y 64 años con factores de riesgo como pacientes con enfermedades debilitantes (diabetes, alcoholismo, enfermedades cardiacas, fumadores crónicos), con deficiencias del sistema inmunológico (infección por virus de inmunodeficiencia adquirida, trasplantados, quimioterapia por cáncer y con enfermedades pulmonares (asma, enfisema, EPOC).

Anti gripal (anti virus de la influenza H1N1), que está indicada en niños de 6 a 24 meses de edad, embarazadas en cualquier trimestre, puérperas hasta 10 días después del parto, personas mayores de 65 años, personal de salud; personas entre los 2 años y hasta los 64 años inclusive con factores de riesgo como la obesidad, síndromes genéticos, enfermedades respiratorias crónica, asma, enfermedades cardíacas, inmunodeficiencias, trasplantados , oncológicos, patología renal y, convivientes con prematuros de menos de 1.500 gr.

Además de las vacunas, otra de la maneras de luchar contra la neumonía es no fumar, ya que el tabaco deteriora la capacidad defensiva del pulmón. Además nunca hay que automedicarse con antibióticos y en caso de ser recetados hay que respetar siempre las dosis y el tiempo de tratamiento indicados por el médico.

(*) Académico Titular de la Academia Nacional de Medicina. Presidente de la Fundación Argentina del Tórax.
etiquetas