08/11/2017 opinin

Para salir de la pobreza tenemos que generar ms trabajo

Hace una semana el presidente Mauricio Macri anticipaba la reforma laboral que será tratada en Congreso. Al respecto opinó para Télam la diputada nacional del PRO Gisela Scaglia.

Gisela  Scaglia

Por Gisela Scaglia

La Argentina necesita de muchas reformas para poder crecer y evolucionar y no tenemos que tenerle miedo a eso, por el contrario cada cambio para nosotros es generador entusiasmo en el camino de construir un futuro mejor.

Si queremos salir de la pobreza, tenemos que crear más trabajo. Es el único camino, no hay otro. Confiamos en las capacidades que tenemos los argentinos, por eso creemos que es necesario avanzar en la formalización del trabajo contemplando además el equilibrio con la vida familiar.

Es importante entender que, no se plantea una reforma laboral caprichosa, sino una modernización de la legislación que contempla el trabajo. Debemos asumir que vivimos en el Siglo XXI, y no podemos seguir rigiéndonos por leyes anacrónicas, por ejemplo la Ley de Jornada Laboral (11.544) es del año 1929, es decir que ya tiene casi un siglo de vigencia, esto nos obliga a preguntarnos: la relación laboral es igual que aquella que se desarrollaba en la década del '20? Son iguales los procesos productivos? La posibilidad de acceso y el tipo de trabajo es el mismo? La respuesta es obvia y es no, entonces, como podemos hacer viable un mercado laboral moderno, ágil y que garantice el pleno ejercicio de los derechos, cuando está regido por normas tan antiguas.

La gente renovó la confianza en el cambio y eso significa que quiere seguir siendo protagonista, que quiere ser parte de esta transformación y todos queremos trabajar para que cada uno pueda vivir mejor. Sabemos que el trabajo es un factor fundamental para progresar y que todos merecen tener la posibilidad de tener un empleo digno.

Hoy la informalidad laboral en argentina es muy alta, hay muchos trabajadores que no tienen indemnización, jubilación, no tienen vacaciones y no tienen ningún beneficio que le corresponden.

Queremos defender siempre los principios del derecho laboral poniendo en eje en cuidar y proteger a los trabajadores. Sabemos que en los últimos años sucedió otra cosa por eso tenemos que trabajar mucho para reparar esa profunda desigualdad que existe en nuestro sistema.

La reforma laboral para nosotros es sinónimo de evolución, teniendo como norte la generación de empleo en blanco, potenciando las capacidades a través de la capacitación y la formación continua. Y también hay que disminuir el alto costo laboral que frena las inversiones e impide tomar nuevos puestos de trabajo.

Las Pymes de hoy son el motor de nuestro país y tenemos que seguir acompañándolas para que puedan desarrollarse, no ponerle palos en la rueda. Por eso tenemos que terminar con las mafias de los juicios laborales que es una traba para ese sector y solo tienen beneficio económico para algunos pocos abogados.

Como lo dijo el Presidente Mauricio Macri, debemos lograr entre todos consensos básicos, hoy no hay un proyecto cerrado sino diálogos de trabajo en donde los Diputados tendremos un rol fundamental para generar esos acuerdos que necesitamos para avanzar. Nosotros no trabajamos con imposiciones, eso ya quedó atrás, y creemos que siempre hay que escuchar al otro para buscar puntos en común.

La propuesta de mejora de la ley laboral busca fomentar la creación del empleo en blanco, todo lo otro que quieran decir es parte de la campaña del miedo que algunos pocos sectores quieren fomentar porque creen que la política es eso.

Una de nuestras metas es incrementar las oportunidades laborales, entendemos debe hacerse con reglas claras, es por ello que desde el Estado debemos dar las suficientes oportunidades para que esa persona que ingresa al mercado laboral sea debidamente registrado, esto significa que no solo estará protegido por las leyes, sino que se le asegurará la cobertura médica y protección social que corresponde. Esta es la mejor manera de crecer de manera inclusiva.

Desde el gobierno creemos que bajar sostenidamente los índices de la pobreza se hace de una sola manera y es a través de la verdadera igualdad de oportunidades, otorgando las herramientas para salir de su situación de vulnerabilidad. El Estado es responsable de crear el espacio y las condiciones.

Esta reforma requiere del diálogo y consenso de todos los sectores que deben asumir responsabilidades. Podemos tener muchos disensos pero nosotros tenemos en claro que el camino es la inclusión social.

(*) Diputada nacional del PRO-Santa Fe



etiquetas