07/11/2017 Lbano / EAU

El premier libans viaj a Abu Dabi, mientras crece la incertidumbre de su pas

Saad Hariri viajó este martes para reunirse con el príncipe heredero, tres días después de anunciar su renuncia desde Arabia Saudita y mientras que en su país el presidente, el gobierno y hasta su partido esperan su vuelta para oficializar su sorpresiva dimisión y evitar una nueva crisis.

El primer ministro libanés, Saad Hariri, viajó este martes a Abu Dabi y se reunió con el príncipe heredero, al mismo tiempo que en Beirut crecen los rumores que sostienen que Hariri está bajo arresto del reino saudita y que fue obligado a renunciar y a culpar a Irán y al movimiento Hezbollah, Hariri volvió a sorprender al viajar a Abu Dhabi para reunirse con el príncipe heredero Mohamed bin Zayed al Nahyan.

La agencia de noticias oficial del emirato, Wam, informó que el príncipe le manifestó su apoyo a Hariri "en cuanto a los retos e intervenciones regionales a los que se enfrenta".

El sábado pasado Hariri sorprendió a los libaneses y al mundo en general al anunciar su renuncia desde Riad, la capital saudita. En su discurso, acusó a Irán y al movimiento chiíta Hezbollah, que es parte de la coalición de gobierno libanesa, de desestabilizar su país y hasta advirtió que su vida podría estar en peligro, una acusación nada menor ya que su padre, también un premier libanés, fue asesinado y miembros de Hezbollah están siendo procesados por esa muerte.