07/11/2017 Brasil

Consideran crimen a las relaciones sexuales con menores de 14 aos

El Superior Tribunal de Justicia decidió unificar el entendimiento legal sobre el asunto mediante la divulgación de una norma que prevé la penalización sin admitir ningún tipo de atenuante.

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Brasil sentó un precedente judicial sobre las violaciones de menores y estableció que cualquier tipo de relación sexual con menor de 14 años, independiente de que sea consentida o no, tiene que ser considerada en adelante como un crimen.

El tribunal, ante algunas divergencias de jueces de primera instancia, decidió unificar el entendimiento legal sobre el asunto en Brasil mediante la divulgación este lunes de una norma que prevé la penalización de cualquier tipo de relación sexual con menor de 14 años sin admitir ningún tipo de atenuante.

Según la agencia de EFE, la norma, que sienta precedente judicial y que tiene que ser seguida en adelante por todos los jueces del país, impide la excarcelación de autores de violaciones de menores de 14 años que demuestran que el acto sexual fue consentido por la víctima.

En algunos casos los jueces también liberaban a los acusados que demostraban tener una relación amorosa con la menor o que alegaban que la víctima trabajaba en prostitución.

"El crimen de violación de vulnerable se configura mediante la conjunción carnal o la práctica de acto libidinoso con menor de 14 años, siendo irrelevante el eventual consentimiento de la víctima para la práctica del acto, su experiencia sexual anterior o la existencia de relación amorosa con la víctima", establece la norma divulgada por el tribunal.

De acuerdo con un estudio del gubernamental Instituto de Pesquisa Económica Aplicada (IPEA) de Brasil, cerca del 50 % de las víctimas de casos de violación denunciados ante las autoridades en el país es menor de 14 años.

El mismo estudio reveló que en la gran mayoría de las veces las violaciones no llegan a ser denunciados debido a que los autores son familiares de la víctima.

Según las estadísticas divulgadas este mes por la organización no gubernamental Fórum Brasileño de Seguridad Pública, Brasil registró el año pasado 49.497, un número en un 3,5 % superior al de 2015 y que representa cerca de seis casos por hora.