05/11/2017 mercado inmobiliario

Desarrollos residenciales y de oficinas suman inversiones superiores a los US$ 288 millones

El crecimiento del crédito hipotecario obligó a las desarrolladoras inmobiliarias a lanzar emprendimientos residenciales o laborales para la clase media.

La expansión del crédito hipotecario ya sea en Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) o de manera tradicional obligó a las desarrolladoras inmobiliarias a lanzar emprendimientos residenciales para la clase media y un conjunto de varias de esas obras, incluidos también los edificios destinados a oficinas, sumará al mercado una inversión superior a los US$ 288 millones en los próximos tres años.

"La clase media es un segmento que en los últimos 15 años no compró departamento ya sea por falta de ahorros, por la inflación o por la ausencia de crédito hipotecario", dijo a Télam el director ejecutivo de Casas ARG, Sebastián Sommer."No obstante, como en lo que va del 2017 los salarios le están ganando a la inflación, esto permite ahorrar y los créditos en UVA se van imponiendo", comentó.

Sommer comercializa el emprendimiento denominado Prima, en el barrio de Caballito, que parte de una inversión de US$ 50 millones, con los que se compró el terreno y se construirán siete edificios de seis pisos en simultáneo en un período de 24 meses.
Son departamentos de 1, 2, 3 y 4 ambientes. La unidad de 1 ambiente está valuada en 82.000 UVAs o US$ 95.000. Otro emprendimiento es el de Lumiere Urbano, una torre a construirse en el barrio capitalino de Almagro con una inversión de US$ 18 millones. Serán 115 unidades de hasta cuatro ambientes. El director de la desarrolladora Fidusaires Federico Blejer, coincidió con Sommer en apuntar hacia la clase media al decir que "detectamos un nicho de mercado con una fuerte demanda de un producto que no existía y había un público ávido, como el caso de las parejas jóvenes".

Otro emprendimiento residencial es OM Botánico de la desarrolladora North Baires, un edificio de viviendas para la clase media que parte de una inversión de US$ 40 millones, y estará terminado para la primavera del 2020.

En tanto, el director de la inmobiliaria Predial, Gabriel Brodsky, aseguró a Télam que ante la profusión de créditos "hay más gente tramitando préstamos que propiedades para absorber a esa demanda. De nuestra cartera de operaciones el 80% son créditos hipotecarios UVA", afirmó.