31/10/2017 opinin

Cambio de poca. Fortalecimiento institucional

Ayer la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, presentó su renuncia al cargo a partir del 31 de diciembre próximo a través de un oficio que dirigió al presidente Mauricio Macri, en el que aseguró que su permanencia "en el cargo redunda en decisiones que afectarán de manera sustancial la autonomía del Ministerio Público Fiscal". Al respecto opinó para Télam el diputado nacional Alvaro González, vicepresidente del bloque PRO en la Cámara de Diputados.

Alvaro  Gonzlez

Por Alvaro Gonzlez

La reforma constitucional del año 1994 sentó las bases institucionales de la Argentina del siglo XXI.

Entre las principales reformas, se incluyó el artículo 120 que crea el Ministerio Público Fiscal y establece que: "El Ministerio Público es un órgano independiente con autonomía funcional y autarquía financiera, que tiene por función promover la actuación de la justicia en defensa de la legalidad, de los intereses generales de la sociedad, en coordinación con las demás autoridades de la República. Está integrado por un Procurador General de la Nación y un Defensor General de la Nación y de los miembros que la ley establezca. Sus miembros gozan de inmunidades funcionales e intangibilidad de remuneraciones."

Resulta, entonces, que la Procuración tiene un rol fundamental institucional, como custodio del sistema republicano y democrático. Es también el contralor de la defensa de la legalidad y la defensa de los intereses generales de la sociedad.

Durante los últimos gobiernos dicha institución fue vapuleada sin respetar su objetivo, sirviendo al poder de turno, y montándose un sistema donde a partir de un aparente manto de legalidad se digitó y se sistematizó la designación de fiscales como piezas de ajedrez funcionales al poder.

La ilegal designación de fiscales, partidarios del gobierno y militantes en la agrupación oficialista "Justicia Legítima" para cubrir vacantes y crear estructuras innecesarias en fiscalías, incluso inexistentes, trajo como consecuencia la cooptación del Ministerio Público Fiscal y los consecuentes pedidos de juicio político por la implementación de esta metodología no adecuada a derecho.

Por otra parte, la vulgar persecución y hostilidad hacia magistrados y fiscales independientes, terminó por deteriorar el fin para el cual se había creado el Ministerio Público.

Asimismo, cabe destacar que la Procuradora brindaba, mediante este mecanismo, protección en defensa de funcionarios afines al gobierno anterior, sospechados de corrupción y enriquecimiento ilícito.

El desempeño de la Procuradora durante su ejercicio en el cargo distó de ser transparente y acorde a la ley. Los concursos para designar fiscales estaban diagramados en un entramado perverso, donde las designaciones, subrogancias y traslados fueron motivo de investigaciones y cuestionamientos en la justicia.

Como si todo esto fuera poco, la Procuradora ha sido denunciada en relación a la compra irregular de un inmueble por más de $43 millones, para la sede del Ministerio Público, en la que habría cobrado una suma millonaria un familiar de un alto funcionario a su cargo. La causa se encuentra en la Justicia, y el Juez interviniente ha dictado su procesamiento, lo que nos lleva a concluir que tampoco hubo transparencia en la administración de sus holgados recursos.

Finalmente, el lunes 30 de octubre, Alejandra Gils Carbo presentó su renuncia al cargo de Procuradora General, a partir del 31 de diciembre, tras sumar procesamientos por la posible comisión de delitos de "fraude contra la administración pública, abuso de autoridad, coimas, tráfico de influencias y negociaciones incompatibles con la función pública".

Estamos frente a un cambio de época. Empieza una nueva etapa, donde las instituciones deben volver a ser lo que alguna vez fueron y cumplir con el fin para el que han sido creadas.

Como ha expresado nuestro presidente, Mauricio Macri, mejorar el Estado es poner la política al servicio de la gente y no de sus propios intereses. Sigamos por este camino de seguir transformando nuestra Argentina.

(*) Diputado nacional. Vicepresidente del bloque PRO en la Cámara de Diputados.