31/10/2017 opinin

Una invitacin al compromiso

El presidente Mauricio Macri anunció un plan de reformas de tres ejes para avanzar en la lucha contra la pobreza, crear empleo y lograr equilibrio fiscal y llamó a un acuerdo de "consensos básicos" a todos los sectores políticos, sociales y económicos. Al respecto opinó para Télam la diputada nacional del interbloque Cambiemos, Silvia Lospennato.

Silvia Lospennato

Por Silvia Lospennato

El presidente Mauricio Macri decidió utilizar el capital político de su victoria electoral para convocar al compromiso toda la dirigencia argentina con el futuro de nuestro país.

Expresó su convicción personal de que los argentinos en las urnas reconfirmaron una voluntad profunda de cambio, no hubo en esta oportunidad ni voto cuota ni voto miedo, sino por el contrario, aún habiendo atravesado dos años difíciles, en cada rincón del país hubo un voto de confianza en la potencialidad de los argentinos.

Nos convocó a que la reducción de la pobreza sea el norte que oriente toda la política pública en todos los niveles de gobierno, sabiendo que es moralmente imperdonable que casi un 30% de los argentinos vivan en esa condición.

Invitó a los tres niveles del Estado federal a asumir la corresponsabilidad de reducir el déficit fiscal, eliminar la inflación y mejorar la inversión pública en infraestructura.

En materia legislativa esos acuerdos deberán traducirse en un reforma tributaria que simplifique y reduzca impuestos para fomentar la producción y la inversión. Un nuevo marco normativo que favorezca la formalización del empleo y permita generar más empleo privado formal que es el verdadero motor del combate a la pobreza.

Pensar la Argentina del futuro implica debatir seriamente cuán preparados estamos para competir en el mundo de las nuevas tecnologías, donde el empleo tal como lo conocimos está amenazado y adoptará nuevas formas en los próximos años. La competitividad y la productividad de nuestra economía son la clave para garantizar una inserción inteligente al mundo.

Nos invitó a volver a crecer pero sobre bases sólidas abandonando para siempre a la inflación como política pública, porque es el más regresivo de los impuestos que perjudica a la mayoría y del cuál sólo pueden defenderse unos pocos.

Con la verdad, mirando al futuro y dejando el pasado en el pasado, nos convocó a devolverle a la función pública el sentido de servicio público, aceptando que nos toca circunstancialmente administrar el esfuerzo de todos los argentinos y que eso requiere ante todo austeridad y empezar a practicar la igualdad que proclama nuestra Constitución eliminando los privilegios de cualquier tipo.

Todos debemos ceder un poco, no hay acuerdo posible si cada uno va a defender sus intereses sin preocuparse por el futuro del todo.

Por último nos invitó a un diálogo permanente para encontrar los instrumentos que nos permitan concretar estos consensos básicos, ese diálogo tendrá su epicentro en el Congreso.

Estamos convencidos que habrá un cambio real en la argentina cuando el lugar y el hogar donde nacemos no sea el mayor determinante de nuestro desarrollo futuro.

Tenemos la oportunidad de ser todos parte de la generación que cambie la Argentina y no debemos dejarla pasar.

(*) Diputada nacional por el PRO-Buenos Aires. Secretaria Parlamentaria Interbloque Cambiemos.