09/10/2017 Tlam Radio

Para Sol, el gobierno de Scioli "fue psimo" y el de Vidal "tiene buenas intenciones pero los logros no aparecen"

En una entrevista con Télam el primer candidato a diputado nacional de 1País por la provincia de Buenos Aires evaluó la gestión aseguró de los dos últimos gobernadores.

El primer candidato a diputado nacional de 1País por la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, aseguró hoy que la gestión de Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires fue “pésima” y dijo que, si bien la gobernadora María Eugenia Vidal tiene “buenas intenciones”, los “logros” en materia de seguridad y narcotráfico ”no aparecen”. Solá sostuvo que el gobierno de Scioli “fue pésimo en la administración y en los programas y se dedicó a ampliar el presupuesto subiendo alícuotas de impuestos: más plata, más empleados y ninguna atención seria a los programas y a lo que había que hacer”.

En declaraciones a Radio Télam y consultado sobre la gestión de Vidal, quien había elogiado su gestión como gobernador de la provincia de Buenos Aires en marzo pasado, Solá consideró que “la intención es buena” porque la gobernadora, afirmó, “es mucho más responsable” pero, dijo, “desde el punto de vista de la eficacia, los logros que se dicen no aparecen como los del narcotráfico y seguridad que dice Patricia Bullrich”.

Por otro lado, y si bien admitió que “hay una intención de pensar que esta elección está cerrada, terminada y lista”, el ex gobernador bonaerense y actual candidato a diputado nacional estimó que “la última semana puede haber cambios y sorpresas”, al sostener que la “idea” de instalar que el resultado de los comicios del 22 de octubre ya está definido, “no es neutral, es una idea que se pretende instalar”.

“Todo lo que se dice es parte de la campaña electoral para buscar votos pero todo está abierto hasta el 22”, aseveró Solá, quien consideró que el resultado de esos comicios “se define la última semana” antes de esa elección.

Sin embargo, el diputado massista admitió que, de cara a esos comicios, “hay un cansancio por el nivel de politización del país, que es alto, con un debate está dirigido más a pelearse, a marcar los errores del otro, que a tratar de discutir la Argentina en serio”.