06/10/2017 Ciudad

Aromas, sabores y literatura, un plato para compartir en familia

Llega una nueva edición de la feria literaria y gastronómica “Leer y Comer”, durante dos jornadas con entrada gratuita de 12 a 21, se desarrollarán charlas con escritores, degustación platos gourmet, lecturas al aire libre, shows en vivo y mucho más. Se suspende por lluvia.

 Desde el sábado y hasta el domingo el público podrá acercarse al predio Concepción Arenal Concepción Arenal 4865 esquina Warnes 1500 del barrio porteño de Chacarita, C.A.B.A para compartir un día junto a cocineros y escritores compartirán  sus saberes y sabores con toda la familia.

Uno de participantes de estas jornadas de letras y sabores es Gabriel Corrado. El reconocido artista dialogó con Télam sobre la feria.

“Fui invitado por los organizadores por segunda vez,  estuve en la feria anterior presentando mi tercer libro, de una zaga juvenil -que se compone de una trilogía, ‘El Secreto Aladina’, ‘El fuego es la respuesta’ y  ‘El último deseo’, de editorial Atlántida-. El amor está vinculado a todos los seres humanos, en mi profesión me toca el rol en todas las ficciones como un héroe romántico, me parece lindísimo que me hayan convocado para leer a Jean Austen, junto a Gabriela Margall”, dice.

"Creo que cocinar es un acto de amor y todo lo que encierra ese momento"



El actor destacó la oportunidad que brinda esta feria de misturar dos grandes pasiones tales como la lectura y la comida. “Me parece, dice, una gran iniciativa porque el amor está vinculado a los sabores, creo que cocinar es un acto de amor y todo lo que encierra ese momento".

“Vamos a compartir la lectura junto al público, indica Corrado, que mientras uno graba en estudio no puede estar con la gente. En esta feria se acerca la gente, de todas las edades, los más jóvenes por mis libros, es un contacto desde un lugar distinto, ya no es el fan, es el lector”.

Para finalizar Corrado comentó sobre esta veta como escritor: "Siento que uno cuando se dedica al arte tiene una cantidad de canales de expresión que a veces no los explora, la actuación es mi forma de expresión desde hace casi 30 años, pero siempre escribir estuvo rondándome. Me di cuenta que tenía ganas de escribir un libro, no lo planifiqué, y estoy ecantado, hoy lo miro con placer, pero en su momento fue lindísima la impronta, pero angustiante el proceso,hasta que encontré el equilibrio de permitirme eso de romper las hojas y seguir adelante".