02/10/2017 Estados Unidos

El tirador de Las Vegas, un jubilado sin antecedentes y apostador de pker crnico

Stephen Paddock sorprendió a su familia, sus vecinos y a las autoridades estadounidenses cuando anoche rompió la ventana de su hotel de Las Vegas en el piso 32 y comenzó a disparar a mansalva y con un rifle automático a miles de personas que disfrutaban de un festival de música country. No tenía ni antecedentes penales ni un historial de problemas mentales o de violencia en general.


"No puedo si quiera inventar algo. Simplemente no hay nada. (...) No sabemos nada, si me dijeras que un asteroide se cayó, significaría lo mismo para mí. No tiene absolutamente ningún sentido, no hay razón por la que haya hecho esto", respondió su hermano Eric, aún shockeado, cuando la prensa le preguntó por qué su hermano había protagonizado a los 64 años el peor tiroteo masivo de la historia de Estados Unidos.

Paddock era un aficionado apostador, que jugaba fuerte en las máquinas de póker de Las Vegas y llegaba a ganar 40.000 dólares en una buena mano. Sin embargo, medios locales informaron que, según los registros públicos, Paddock no estaba tapado de deudas ni tenía grandes problemas económicos.

"¿Dónde diablos consiguió armas automáticas? Es un tipo que vivía en una casa en Mesquite y manejaba hasta Las Vegas para apostar", contó su hermano Eric desde la puerta de su casa en Orlando, Florida, según la cadena CNN, luego de destacar que sólo hablaba de vez en cuando él y, en general, a través de mensajes de texto por el celular.