29/09/2017 Cuba

Haroldo Dilla Alfonso analiz los cambios que llegarn a la isla

El país debe coexistir con un presidente de Estados Unidos como Donald Trump, que es "errático" e "imprevisible". Para el sociólogo e investigador cubano "la transformación vendrá, más que de esa relación o de la población, desde la élite política", y para ese proceso el sucesor de Raúl Castro deberá encontrar la forma de "capitalizar las diversas tendencias existentes".



"Trump es imprevisible en sus relaciones y en sus acciones. Ni siquiera se lo puede llamar pragmático. En su lógica de hombre de negocios puede favorecer a Cuba, donde hay mucho por hacer, o tirarle un bombazo si le conviene para su política interna", afirma el intelectual cubano, que emigró de la isla en 2000 y actualmente es catedrático en universidades de Chile.

La incertidumbre que detenta el mandatario estadounidense hace más complejo pensar "el eje de acercamiento económico, de reconversión geoeconómica y geoestratégica de Cuba", enfatizó el sociólogo cubano, que se define ideológicamente como socialista y visitó Argentina para participar de una actividad sobre campos políticos en Cuba organizada por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal).

"La población tiene la energía en otro lado, están pensando cómo migrar y no tienen motivaciones políticas claras", dice en respuesta a la consulta sobre las expectativas del cubano medio.