22/09/2017 base de datos

Son ms de 400 los inscriptos en el primer registro oficial de personas que buscan conocer su identidad biolgica

La iniciativa permitirá avanzar luego en la creación de un banco genético especial y en el entrecruzamiento masivo de datos con los de madres que buscan a sus hijos.

Más de 400 personas que desconocen su identidad biológica porque fueron robadas al nacer, pero cuyos casos no se enmarcan en el terrorismo de Estado, ya solicitaron ser inscriptas en la primera base de datos nacional para cuantificar esta problemática que permitirá avanzar luego en la creación de un banco genético especial y en el entrecruzamiento masivo de datos con los de madres que buscan a sus hijos.

No obstante, se espera que sean muchos más los incorporados en este registro estadístico que comenzó a confeccionarse en el ámbito de la Secretaria de Derechos Humanos, porque el Banco Nacional de Datos Genéticos acumula más de 9.000 negativos, es decir, personas que aun habiendo nacido en el período 1975-1983, no tienen vínculo con víctimas de la última dictadura.

Por otro lado, las organizaciones que trabajan con la temática calculan que son unas tres millones las personas que están buscando saber quiénes son o dónde está aquel hijo o hija que tuvieron y fue dado por muerto, robado o cedido en un momento de desesperación o bajo presiones.

A la confección de esta base de datos, que también incluye a esas madres, está abocada la Red de Trabajo sobre Identidad Biológica (RETIB) de la Secretaría de Derechos Humanos que fue creada a fines de junio.

Clara Lis
Clara Lis
Esta medida se adoptó a partir del reclamo de víctimas individuales, grupos y ONGs que junto a funcionarios del área conformaron una mesa de trabajo de 13 integrantes que se reúnen periódicamente.

Una de las víctimas que integran esa mesa es Clara Lis (foto), quien de bebé fue vendida a su madre de crianza por una partera hoy condenada a siete años de prisión.
etiquetas