13/09/2017 violencia

Para el titular de Aprevide, los barrabravas "dejaron de ser intocables"

Así, Juan Manuel Lugones se refirió al detención de 93 integrantes de la barra de Independiente bajo los cargos de "atentado y resistencia a la autoridad", y a otros 24 por distintas contravenciones, tras del cotejo ante Atlético Tucumán por la Copa Sudamericana.

Juan Manuel Lugones, titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), aseguró este miércoles que los principales referentes de la barra brava de Independiente “se pararon de manos y empezaron a agredir a la policía”, y que para el organismo que encabeza, los barras “dejaron de ser intocables” y deberán “responder por los delitos que cometan”.

“Había una fiesta de la mayoría de la gente de Independiente, que nada tiene que ver con los barras bravas. Sin embargo, desde el inicio, la barra, empezó con bengalas, con lo cual perjudican al club”, explicó Lugones en diálogo con Radio Télam.

Y agregó: “Desde la sala de audio y video del estadio pudimos identificar a algunos de los responsables, que estaban en el centro de la barra. Al finalizar el partido, la policía intento identificar a los que ocasionaron el lio de las bengalas y toda la barra, como dicen ellos, se pararon de manos y empezaron a agredir a la policía. Estamos hablando de la primera línea”, precisó.

El enfrentamiento se desarrolló en la intersección de las calles Alsina y Bochini, a metros del Estadio Libertadores de América, y la policía detuvo a 93 integrantes de la barra bajo los cargos de "atentado y resistencia a la autoridad", y a otros 24 por distintas contravenciones.

Además de los detenidos, que en su mayoría fueron trasladados a la Comisaría 1ra de Avellaneda, los piedrazos, balas de goma y gases lacrimógenos dejaron a varias personas heridas.

“No es una conducta ocasional. Las barras en la Provincia desde hace años se vienen manejando con mucha impunidad. Nosotros hace un año y pico que estamos y cambiamos el paradigma. Dejaron de ser intocables y pasaron a ser personas que deben responder por los delitos que cometan”, comentó Lugones.

El funcionario del Aprevide resaltó que “las bengalas que usaron ayer no se entran debajo de la ropa interior. Tuvieron que ingresarlas antes o que alguien desde adentro del club le facilitara la guarda” y puntualizó que “Independiente tiene una Comisión Directiva que colabora (con la justicia), pero siempre hay un empleado infiel”.

“Hay cosas que se deben hacer de una vez. Son grupos que viven presionando para vivir del fútbol, y no lo vamos a permitir”, señaló Lugones acerca del accionar de los violentos y reiteró que “dentro de la posibilidad que da la legislación podemos dejarlos fuera de la cancha”.

Por último, Lugones reconoció que en el plano personal ya se acostumbró a generar “adhesiones y antipatías muy grandes”, y que “está dentro de las reglas de juego, cortar negocios non santos y las ganancias de una barra brava”, apuntó.