29/08/2017 Pruebas

La cadena ms grande de pizzas de EEUU har repartos con vehculos sin conductor

Se trata de Domino's, que acaba de sellar un acuerdo para que sus clientes reciban sus pizzas en un Ford Fusion Hybrid autónomo, prueba que en definitiva servirá de cara al lanzamiento de producción y venta de vehículos sin chofer.



La asociación entre la pizzería y la automotriz no sorprende si se tiene en cuenta que Domino´s fue pionera en el reparto a domicilio, allá por 1960, cuando entregaba sus pizzas a bordo de un Escarabajo, de Wolkswagen.

Domino´s fue pionera en el reparto a domicilio, allá por 1960, cuando entregaba sus pizzas a bordo de un Escarabajo

 
Además, en los últimos años las compras online potenciaron el negocio de la pizza, lo que impulsó a Domino´s a recurrir a la tecnología para mejorar la experiencia de la entrega a domicilio, señala un artículo de Forbes.

Domino´s tiene un sistema de seguimiento que permite a los clientes ver el estado de su pedido, como por ejemplo, cuando la pizza se está amasando, metiendo en el horno y cuando está lista para la entrega.

Incluso, hay locales de la cadena que tienen seguimiento por GPS para que sus clientes puedan ver exactamente dónde está el conductor con su pizza.

Haciendo uso de estas pruebas tecnológicas y de la experiencia del reparto a domicilio que revolucionó el mercado hace más de medio siglo, la cadena contará ahora con la ayuda de los vehículos autónomos de Ford.

Esta semana, una tienda de la cadena comenzará a despachar un Ford Fusion (equipado con sensores) para entregar pizzas a los clientes en su área de cobertura.

Los clientes del programa de prueba recibirán tres mensajes de texto: uno cuando se prepare el pedido, otro cuando el vehículo salga de la tienda y un tercero cuando llegue a su ubicación



El automóvil forma parte de la flota de desarrollo automotriz de Ford con algunas modificaciones adicionales, explica el artículo. 
Domino's trabajó con Roush Engineering para agregar uno de sus compartimientos térmicos Heatwave al Ford Fusion, además de una interfaz para tabletas en el exterior que dé a los clientes acceso a su pedido.

Poco después de que el fundador de Domino´s, Tom Monaghan, comenzara a entregar pizzas en su Volkswagen Beetle, la compañía prometió hacer llegar la orden en 30 minutos y, si ese tiempo se superaba, entonces el pedido era gratis.

Esta garantía de tiempo fue eliminada hace años a raíz de una serie de accidentes que involucraron a los conductores que intentaban concretar la entrega antes de ese límite.

En las próximas seis semanas, la cadena le preguntará a clientes preseleccionados que compren en la tienda de la ciudad de Ann Arbor (Michigan) si están de acuerdo en recibir su pedido de manos del vehículo tripulado.

Los clientes del programa de prueba recibirán tres mensajes de texto: uno cuando se prepare el pedido, otro cuando el vehículo salga de la tienda y un tercero cuando llegue a su ubicación.

Una vez que el coche llegue a destino, el cliente marcará un número de pin en la tableta montada en el exterior del vehículo, lo que hará bajar la ventana trasera y le dará acceso al pedido.

Kevin Vasconi, jefe de innovación de Domino´s, dijo que la compañía tiene previsto que puedan salir mal muchas cosas en la prueba y que algunos clientes tengan problemas, según afirma el US Today. 

Pero los ingenieros de Ford y Roush Performance, que equiparon a la Fusion con el hardware y la electrónica adicionales necesarios para convertirlo en un vehículo de entrega, parecen haber pensado en casi todo.

Lo cierto es que aunque el coche sea capaz de hacer la operación totalmente automatizada para esta prueba, un ingeniero de Ford estará al mando del vehículo por una cuestión de regulaciones de conducción automatizada.

A su vez, un investigador de datos estará registrando cómo los clientes interactúan con el coche.

La forma en que los clientes interactúen con el coche ayudará a los ingenieros de Ford a recopilar datos sobre los problemas de diseño en los que trabajará hasta 2021, año en el que está programado el lanzamiento definitivo de la producción de los automatizados para delivery.