29/08/2017 Brasil

Temer agrega controles al decreto que extingue una reserva amaznica para fomentar la actividad minera

"Lo que existió realmente es una confusión con mucha gente creyendo que estábamos flexibilizando las normas", dijo el ministro de Medio Ambiente, José Sarney Filho sobre la nueva medida.

El gobierno brasileño anunció hoy la modificación de un polémico decreto que extingue una reserva forestal del tamaño de Suiza en el norte de la selva amazónica para fomentar la actividad minera, que había cosechado un fuerte rechazo de organizaciones ambientalistas locales e internacionales, con la incorporación de reglas más rígidas para fiscalizar esa explotación en un área rica en yacimientos de oro.

El gobierno que encabeza el presidente Michel Temer publicó un nuevo decreto de protección de las áreas indígenas y de preservación ambiental de la actividad minera en la extinta Reserva Nacional de Cobre y Asociados (Renca), aunque mantuvo la extinción de la reserva que requiere la actividad minera. 

La semana pasada el gobierno puso fin a la Renca, un área rica en minerales que había sido cerrada a la minería privada nacional y extranjera en 1984 por el dictador Joao Batista Figueiredo ante presiones de compañías europeas y norteamericanas.