13/08/2017 Elecciones 2017

Lousteau: "Estamos en tercer lugar y es irreversible"

“Queremos agradecer a los ciudadanos que nos acompañaron con el voto. Vamos a seguir estando para defender los mismos valores y las mismas propuestas”, dijo Lousteau.


Evolución Ciudadana, el frente liderado por el precandidato a diputado nacional Martín Lousteau, obtenía el tercer lugar, detrás del oficialista Vamos Juntos y del kirchnerista Unidad Porteña, al lograr algo más del 13 por ciento de los votos, con el 97 por ciento de las mesas escrutadas, en las PASO realizadas hoy en la Capital Federal.

"Estamos en el tercer lugar, eso es irreversible", afirmó Lousteau sonriente pese a la derrota, sobre el escenario del búnker de Evolución en Palermo, que permaneció casi vacío hasta las 21.30, bajo un clima de derrota, hasta la llegada de militantes y fiscales, que le pusieron música y algo de festejo al cierre de la jornada.

Si bien felicitó a su contrincante del oficialista Vamos Juntos, Elisa Carrió, por su "extraordinario resultado" en Capital Federal (48 por ciento de votos), Lousteau volvió a quejarse elípticamente de que la diputada y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, hayan clausurado la posibilidad de competir con él en internas.

"Felicito a todos los espacios políticos que compitieron en una larga y extenuante campaña, en especial a aquellos que han sabido utilizar las PASO como corresponde", ironizó y enardeció a la militancia, que con paraguas en alto y ritmo de batucada, coreó "Guga, Guga, Guga, huevo, huevo, huevo".

Acompañado por la primer precandidata a la legislatura porteña, Débora Pérez Volpin, y el resto de los postulantes de Evolución, el ex embajador agradeció a los ciudadanos que votaron por su espacio y se comprometió a seguir defendiendo los "mismos diagnósticos, las mismas propuestas", de cara a las generales de octubre.

Con este resultado, Lousteau quedó lejos de los 25 puntos que había conseguido en la primera vuelta del 2015 y casi en paridad con el 12 por ciento obtenido en el 2013, cuando perdió la interna con Carrió en el extinto frente Unen, pero mantuvo un digno lugar.

Dos años atrás, el ex ministro de Economía hizo una excelente performance cuando quedó apenas tres puntos abajo de Rodríguez Larreta, en la compulsa que le permitió al macrista quedarse con la jefatura de gobierno porteña.

Desde temprano, apenas pasadas las 18, el búnker de Evolución mostraba un salón casi desértico, con poca presencia de dirigentes, como una antesala de la derrota que se evidenciaría tres horas después, cuando se difundieron los primeros datos oficiales.

Pasadas las 20, la primera en reconocer el triunfo de Vamos Juntos fue la precandidata a renovar su banca Carla Carrizo, quien aventuró ante la prensa que el oficialismo se perfilaba como la fuerza "ganadora" en la ciudad, pero aún el espacio guardaba cierta expectativa por alcanzar el segundo lugar.

"Hay una fuerza ganadora, sabemos que Vamos Juntos está liderando, no creo que se equivoquen tanto las encuestas y el segundo lugar está muy competitivo", declaró, aunque en los pasillos operadores del espacio reconocían que la baja performance de Lousteau, en especial en el norte y centro de la ciudad, lo ubicaban en el tercer lugar.

En un primer análisis, en diálogo con Télam, el titular de la UCR porteña, Emiliano Yacobitti, opinó que el resultado de la elección en todo el país muestra que "se impuso la polarización buscada por el oficialismo".

"El gobierno logró su objetivo de nacionalizar y polarizar la campaña con el miedo al retorno de Cristina", sostuvo y agregó que, de cara a octubre, los porteños "tendrán que decidir qué oposición quieren en la ciudad".

Según pudo saber esta agencia, Lousteau y los principales estrategas del espacio, entre ellos su primo y ex representante comercial en la embajada argentina en Washington, Guillermo Laje, se reunirán esta semana para procesar los resultados de los comicios y analizar posibles correcciones en la estrategia para la segunda etapa de la campaña.

Con los resultados provisorios sobre la mesa, en Evolución evaluaban que de repetirse estos resultados en las elecciones generales, el espacio obtendría dos bancas en la Cámara de Diputados (entraría Lousteau y Carla Carrizo) y retendría los cuatro escaños que tiene en la Legislatura de la Ciudad, con la incorporación de Pérez Volpin, el socialista Hernán Arce y quienes renuevan su banca: Juan Nosiglia (UCR) e Inés Gorbea (independiente).

Escoltado por el resto de los postulante, Lousteau reconoció el respaldo de la ciudadanía al rumbo propuesto por el oficialismo, aunque ratificó su convicción de discutir el sentido de ese "cambio".

"En el día de la elección nos corresponde escuchar. La ciudadanía de Buenos Aires y de todo el país expresó que quiere dejar atrás el pasado, que quiere caminar hacia el futuro, que quiere un cambio. Nosotros creemos y queremos discutir el sentido del cambio a futuro, en esta elección, como lo hicimos en el 2015, como lo vamos a hacer en octubre y hacia el futuro", concluyó.