11/08/2017 Literatura infantil

Mrgara Averbach: "La destruccin de la naturaleza es un tema que aparece todo el tiempo en mis libros"

Habitantes del Sur emigrando por una devastación ecológica a las Tierras del Norte, organizados en una resistencia para poder sobrevivir y salvar al planeta, es la trama de su nueva novela para adolescentes, "Magias ajenas".

Por Anala Pez

Habitantes del Sur emigrando por una devastación ecológica a las Tierras del Norte, organizados en una resistencia para poder sobrevivir y salvar al planeta: esta es la trama que ideó la escritora argentina Márgara Averbach en su nueva novela para adolescentes, titulada "Magias ajenas".

La ecología, un tema que atraviesa la vida de la escritora nacida en Buenos Aires en 1957, también está presente en su nuevo libro. La problemática que atraviesan estos magos hacen que huyan hacia el Norte, luchando contra la devastación de los recursos naturales, la tala de los árboles, la explotación minera y la sequía de ríos y arroyos.

El solo hecho de abrir el libro es toda una aventura: en sus páginas envejecidas se puede apreciar un mapa que muestra al lector hacía dónde migran los personajes creados por la autora de "El año de la vaca".

Adara, Landa, Manos Duras, Or, Altria o Elnae son algunos de los personajes de esta historia coral, que es la historia de todos los que huyen de ciudades del Sur como "Belleza sin sombra", "Yuyo verde", "Yuyo del viento" y "Yuyo del azul" hacia "El Único", cuya capital norteña es "Cañaverales".
"Tengo varios libros de este género. Este trabajo tiene que ver con migraciones e inmigraciones, esa es la idea. Pero también hablo de la destrucción de la naturaleza, que es un tema que aparece constantemente a lo largo de mis libros", sostiene Averbach en una entrevista con Télam.
"Tengo escrita una novela que aún no publiqué que tiene que ver con la magia y en la que también termino hablando de la destrucción de la naturaleza. Para mí es un tema central. Todo los demás temas son importantes pero la verdad es que sino cuidamos la naturaleza esos otros temas no van a existir", asevera Averbach.
"Magias ajenas", sostienen la autora de "Los que volvieron", "es un libro en el que hay un país al sur y un país al norte que es muy invasivo y al mismo tiempo no deja entrar inmigrantes. Son países inventados, aunque se puede leer entrelineas que se trata de una realidad como la que atraviesa el pueblo estadounidense”.
Averbach es doctora en Letras y traductora literaria; dicta clases de literatura de los Estados Unidos en la Universidad de Buenos Aires y Traducción Literaria en el Lenguas Vivas. En 1992 ganó el primer premio del "Concurso de cuentos para chicos de las Madres de Plaza de Mayo" con su obra "Jirafa azul, rinoceronte verde", y en 2007 ganó el concurso de "Traducción de Unión Latina", entre otros.
- Télam: ¿Cómo surgen en tu cabeza el tema de los nombres de los personajes y lugares?
- Márgara Averbach: No puedo escribir fantasía en un país que no existe y que los personajes se llamen Elisa, María o Juan. Me parece ridículo. Lo mismo me pasa con los animales. Es cierto que mis personajes son humanos o se parecen bastante en su forma humana, pero los animales no los puedo imaginar iguales a los de la vida real. En mis historia, por ejemplo, mis caballo silban, no relinchan. Algunos me critica, pero yo escribo así.
- T: ¿Qué te llevó a contar esta historia?
- M.A.: No me viene más allá de algún cruce con la realidad. Esta novela en particular surgió porque leí una noticia que hablaba de un grupo de inmigrantes que murió en el container que los transportaban para llegar a Europa. Murieron de hambre o sed en busca de un futuro mejor. Y me interesó escribir con el fin de que el lector reflexione sobre esta realidad.
- T: Hace unos años comenzó a llegar a la argentina un aluvión de sagas extranjeras. ¿Creés que esto opaca la producción nacional?
- M.A.: Tal vez sí. Por mi profesión me tocó traducir varios libros buenos. Yo trabajo en sagas, Liliana Bodoc también lo hace, y hay varias autoras que no le escapan al formato. También hay una realidad que es innegable y es que las escuelas hacen grandes compras de libros de autores nacionales por cuestiones que tienen que ver con la edad. Un ejemplo claro de por qué nos elijen es que no es fácil adueñarse de una trama que se da en otra ciudad en la que, por ejemplo, se juega un partido de béisbol. Con lo apasionados que somos por el fútbol, la historia no se va a leer con la misma pasión. La producción de libros nacionales no bajó ni en las peores crisis gracias al pedido de los docentes.
- T: ¿Y por qué los autores no trabajan más en sagas?
- M.A.: Escribir sagas es más fácil de lo que parece. El primero puede costar un poco pero una vez que tenés resuelto los temas centrales (lugares, personajes, etc) se puede continuar la historia. El problema es que implica mucho esfuerzo publicar un libro. Me parece que pasa más por lo económico que por la capacidad de escritura.
- T: ¿Qué opinión te merece la movida de los youtubers y booktubers?
- M.A.: No los sigo aunque tuve la oportunidad de ver alguno que otro. Como fenómeno me gusta que cuenten los argumentos. Mi opinión es que esos chicos lo que pretenden es dejar una huella, y me parece positivo el hecho de que incentiven a otros el placer por la lectura.
- T: ¿Qué le recomendarías a las nuevas generaciones de escritores?
- M.A.: Mi experiencia es que primero gané un concurso y después fui a golpear las puertas de las editoriales porque era más fácil que me dieran bolilla. Ese fue mi camino, no es que sea el único. De hecho así continúo publicando libros para adultos, a través de los concursos. No me pasa lo mismo con la literatura infantil y juvenil. Todo sería más fácil si en la Argentina hubiese agentes literarios que no solo se muevan para "vender" a autores de renombre, sino que impulsen a las nuevas plumas.





Para más información ingrese al servicio de noticias