04/08/2017 El hombre que abri caminos

Pierre Cardin, una revolucin de siete dcadas

Nacido en Italia hace 95 años, lleva 70 en el mundo de la moda, ése que revolucionó una y otra vez desde sus inicios, en 1945, cuando comenzó a trabajar con los mejores antes de lanzarse en solitario. La historia de un revolucionario.



Nacido en Italia hace 95 años, lleva 70 en el mundo de la moda, ése que revolucionó una y otra vez desde sus inicios, en 1945, cuando comenzó a trabajar con los mejores antes de lanzarse en solitario.

“Pierre Cardin fue un revolucionario, el hombre que abrió muchos caminos en el mundo de la moda, entre ellos lo que fue el concepto de marca”, resaltó la socióloga y autora del libro “La Moda en la Argentina”, Susana Saulquin, en diálogo con Télam Tendencias.

Fue diseñador, artista, hombre de negocios, diplomático y productor teatral, además, claro, de haber combinado como nadie la moda y la ciencia y de haber abierto el capítulo unisex.

El joven Pietro, nacido en San Biagio di Callata, en la región del Véneto, estudió arquitectura y luego se trasladó a París.

Una vez en la capital francesa se sumó al equipo de Jeanne Paquin, considerada la predecesora de Coco Chanel y pionera en muchos aspectos de la moda: como la atención individual de la clientela, los desfiles con música concebidos como un espectáculo, vestir a las jóvenes actrices con sus diseños para difundir sus nuevas colecciones, organizar giras internacionales y abrir locales en el exterior, entre ellos el de Buenos Aires, en la calle Florida al 900.



Luego, Cardin se pondría a las órdenes de Elsa Chiaparelli, una de las diseñadores más extravagantes que trabajó con Salvador
Dalí, y después emigraría a Dior, donde ayudó a desarrollar el "New Look" que cambiaría para siempre la moda a mediados del siglo XX.

Dejó esa casa luego de que le negaran trabajar con Balenciaga y en 1950 abrió su propia marca.     
La trayectoria de este ícono viviente de la moda del siglo XX está plasmada en estos días y hasta el 1 enero del año próximo en la exposición  "Pierre Cardin: 70 años de innovación", en la galería Rossecliff, en New Port  (EEUU).

La muestra repasa los 70 años de Cardin en el mundo de la moda a través de 42 piezas originales provenientes de la colección privada del diseñador, que incluye hasta su colección primavera/verano 2016.

Es que a sus 95 años Cardin es un incansable trabajador: “Yo no paro, soy como un pintor o un escritor. Tengo la necesidad de expresarme”, dijo hace poco menos de un año al  presentar su colección de 2017 en un desfile con más de 150 modelos en Luberon (Francia). 

Entre los modelos que se exhiben en el segundo piso de la galería, se destacan los atuendos con impronta espacial diseñados en los 60 y que conformaron la colección “Cosmocorps”, los monos unisex creados para los Juegos Olímpicos de 1972 y el tecnológicamente avanzado vestido Cardine, que usó  Lauren Bacall en 1968.

Comenzando con su trabajo de alta costura con Christian Dior en 1946, Cardin ayudó a desarrollar el "New Look" que cambiaría para siempre la moda a mediados del siglo XX y en 1950 fundó su propia casa, cuando le denegaron el pedido de trabajar con Balenciaga.  

En 1959, rompió con la tradición de la alta costura parisina al presentar una colección para las grandes tiendas Primtems, algo inadmisible para los cánones de la alta costura parisina de la época.

La hazaña le valió que  la Chambre Syndicale (la Cámara de la Moda) lo echara pero, por supuesto, lo terminó reincorporando con honores.

En ese sentido, Salquin recuerda que por aquellos años la moda era “aristocratizante  y Cardin llegó para patear el tablero”.

Es que Cardin también fue un pionero en trasladar la alta costura hacia terrenos más accesibles y, de esa manera, que llegara a una audiencia más grande.

“Él siempre estuvo orientado a las marcas, a la gente joven. Cardin se propuso sacar la moda de la alta costura y lo logró”, enfatizó la experta.  

A lo largo de estos 70 años, recibió tres Dédalos de Oro y se distinguió por ser un revolucionario que le dio a la sociedad lo que pedía: cambios y libertad.
Cardin jamás dejó de trabajar, de diseñar, de pergeñar proyectos que fueron mucho más allá de la moda y que siempre estuvieron a la vanguardia.



Pero sus intereses fueron mucho más allá de la moda y se extendieron al arte, a la arquitectura y al mobiliario. Incluso, trabajó para la  American Motors, para la que diseñó los interiores de los automóviles AMC Javelin, en sus modelos 72 y 73.
    
De hecho, la muestra incluye algunas piezas de su extensa colección de arte del caricaturista francés de la Belle Époque Georges Goursat.

También fue de los primeros  hombres de la moda en ir por el negocio de la gastronomía y la hotelería: primero compró el legendario restaurant parisno Maxim's, en 1981, y después abrió sucursales en Nueva York, Londres y Pekín.

Actualmente, es propietario de la cadena de hoteles Maxim's y de una amplia gama de productos alimenticios con ese nombre. 

Además, el incansable Pierre es propietario de las ruinas del castillo de Lacoste Vaucluse, en su tiempo habitado por el Marqués de Sade, y lo remodeló parcialmente para organizar festivales de teatro.