02/08/2017 opinin

Mejora el rendimiento de los bonos en dlares

Para los argentinos, los bonos en dólares tienen varios atractivos: presentan una excelente rentabilidad comparada con inversiones como los plazos fijos en dólares; y comparada, a su vez, con el rendimiento de bonos extranjeros. Al respecto opinó para Télam José Ignacio Bano, gerente de asesoramiento financiero en invertirOnline.com.

Jos Ignacio Bano

Por Jos Ignacio Bano

Si observamos el comportamiento de los bonos en dólares en el último tiempo notaremos algunas cosas que son imposibles de soslayar. Una de ellas es la suba generalizada de la cotización en pesos, producto de la suba del dólar; y la otra tiene que ver con una suba en el rendimiento respecto al de mitad de junio. Por lo que aquí está el centro del argumento de este artículo.

Para los argentinos, los bonos en dólares tienen varios atractivos: Está claro que presentan una excelente rentabilidad comparada con inversiones como los plazos fijos en dólares; y comparada, a su vez, con el rendimiento de bonos extranjeros. A esto se le suma que también tienen ventajas impositivas (porque no tributa Impuesto a las Ganancias), tienen gran liquidez, bajos costos de transacción y, además, son unas de las pocas posibilidades de obtener renta en dólares, localmente.

La curva de Bonos Nacionales en dólares está bien poblada y por lo general son activos muy líquidos. Esto mejora la posibilidad de que cada inversor encuentre el punto justo de riesgo-retorno que prefiera.

El EMBI (Emerging Markets Bond Index) es la diferencia entre las tasas de interés que pagan los bonos en dólares de cada país y los Bonos del Tesoro de los Estados Unidos. Es decir, la medida del Riesgo país. Esto es importante, porque la Argentina está en medio de una compresión de spreads manifestada como una baja en el EMBI. A principios de 2015 superaba los 700 puntos básicos y en la actualidad se encuentra en torno a los 440. Esto quiere decir que si un bono de los Estados Unidos rinde un 2%, un bono similar argentino rendía un 9% en 2015, y ahora un 6,4%.

Dentro de este contexto de baja de tasas, estamos en medio de un rebote que condujo al EMBI argentino de un mínimo de 395 puntos básicos a los 440 actuales.

A su vez, si ponemos en conjunto a otros países latinoamericanos como Brasil, Chile, Colombia, México y Uruguay, el EMBI promedio de todos ellos bajó de 287 puntos básicos en enero a un piso de 230 en mayo, para volver a subir a 252. Contra ese promedio general, Argentina rendía un 65% más en enero, por lo que ahora rinde 76% más.

¿Qué quiere decir todo esto?

Que estamos en un contexto general de baja de tasas relativas a la tasa libre de riesgo. Dentro de este panorama, hubo un rebote que ahora permite a los inversores comprar bonos en dólares y obtener rendimientos superiores a los de hace solamente un mes.
Por ejemplo, dentro del tramo medio de la curva, el Bonar 2024 (AY24) rendía hace poco más de un mes 4,25%, y ahora lo hace al 5,2%. El Discount 2033 (DICA) - un bono más largo que el Bonar 2024 rendía 6,7%, y ahora alcanza el 7,35%.

Si el Bonar 24 vuelve a rendir lo mismo que hace un mes (lo que significa una suba del precio), el inversor que lo compre en estos momentos recibirá en un año 5,2%, producto del rendimiento del bono más 5,8% por suba de precio: 11% total. Algo similar ocurriría con el Discount 2033, que a los 7.35% de rendimiento se le sumaría 4.8% de recupero de precio, totalizando 12,15% en un año.

Probablemente haya volatilidad en los próximos días, sobre todo con la mira puesta en las elecciones; pero en un contexto de baja paulatina de tasas en la Argentina, el comportamiento del último mes nos da una oportunidad muy interesante.

(*) Gerente de asesoramiento financiero e inteligencia de negocios en invertirOnline.com.