17/07/2017 España

Renunció el director de la policía catalana ante el dilema del referendo de secesión

Duante el referendo del 1 de octubre, los Mossos d' Esquadra (la policía catalana) tendrán que posicionarse entre seguir las órdenes del gobierno catalán o atenerse a la Justicia española.

Albert Batlle, un alto cargo político, era una pieza clave para los planes de los independentistas catalanes, puesto que el Tribunal Constitucional (TC) español ya advirtió que cualquier decisión tendiente a la organización del referéndum es ilegal, por lo que sus responsables deberán asumir las posibles consecuencias penales. El vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, y el Consejero de Asuntos Exterior, Raül Romeva, asumirán esta responsabilidad.


El gobierno catalán adelantó que el martes comenzará el proceso de compra de urnas para la consulta unilateral después que el concurso público convocado para ese propósito fue declarado desierto.



Entre los consejeros salientes figura Jordi Jané, ex titular de Interior, a quien respondía el director de los Mossos d' Escuadra, Albert Battle, un socialista que en el pasado también estuvo al frente de los servicios penitenciarios catalanes.



Para más información ingrese al servicio de noticias