11/07/2017 Ro Gallegos

Con ms de un ao de clases perdido, el paro docente desespera a miles de padres en Santa Cruz

Muchos padres en Santa Cruz, ante el virtual colapso de la educación pública en la provincia, han enviado a sus hijos a estudiar en otros puntos del país, mientras que otros deben pagar altas sumas por cuotas en colegios particulares, algunos religiosos, para garantizar la escolaridad de su familia.

Por Mariana Cabezuelo

Alumnos de la red pública han perdido el año escolar de 2016 y se encaminan a otro ciclo anual sin clases debido a conflictos con los docentes, auxiliares de educación y deficientes condiciones de infraestructura de las escuelas, mientras crece la desesperación de padres ante el costo de una escuela privada, por la necesidad de contratar maestros particulares o de tomar la dolorosa decisión de desarraigar prematuramente a sus hijos.

Los gremios Asociación Docentes de Santa Cruz (Adosac) y Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica (Amet) mantienen un plan de lucha salarial que contabiliza casi 90 días sin clases, por segundo año consecutivo.

El gobierno nacional, con la intervención de los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, y de Educación, Esteban Bulrrich, busca una salida al conflicto y este martes recibió en la Casa Rosada a gremialistas y representantes del gobierno de Alicia Kirchner.

"Frente a la crisis, la huelga prolongada y los chicos sin clases tenés que buscar una salida mientras puedas", dijo Juan Vilaboa, quien logró matricular a su hijo Tomás, en el primer año del secundario, en un instituto privado de doble jornada, en el empezó un mes después del inicio formal de clases y a un costo de 14.000 pesos mensuales.
Para más información ingrese al servicio de noticias