03/07/2017 Brasil

La crisis post-olmpica lleva a los propietarios a perdonar tres meses de alquiler en Ro

Río de Janeiro se desinfló luego del carnaval de especulación inmobiliaria para el Mundial 2014 y los Juegos Olímpicos 2016 y actualmente hay departamentos ociosos.

Por Corresponsal

Según el sector inmobiliario, los precios de las locaciones luego de la "fiebre" de los Juegos Olímpicos 2016 cayeron al menos 5,74% y en algunos casos se redujeron 30%, hasta los niveles de 2012, según el indicador de alquileres Fipezap citado hoy por el diario brasileño O Globo.

"Estamos viendo contratos en los cuales el propietario, con tal de que le mantengan el inmueble, perdona tres meses de alquiler al inquilino. Mantener el inmueble cerrado es muy pesado en tiempos de crisis", dijo Edson Pires, socio de la inmobiliaria Sawala,

Río de Janeiro había tenido una burbuja inmobiliaria que antes del Mundial de Brasil 2014 se concentró en la tradicional zona turística, la del sur de la ciudad, que comprende a Botafogo, Copacabana, Ipanema y Leblón, y luego se extendió hacia la llamada "Miami carioca", la Barra de Tijuca, en la zona oeste, donde se disputaron las últimas Olimpíadas.



El estado de Río de Janeiro se encuentra en una situación de calamidad económica, al punto de que los empleados públicos cobran con atraso sus sueldos y aguinaldos en un contexto de crisis superpuestas, como la caída de proyectos de infraestructura vinculados al petróleo y el aumento del gasto en el año olímpico.

Para más información ingrese al servicio de noticias