30/06/2017 Megaoperativo

Secuestraron drogas, armas, y explosivos en manos de doce narcos en la Villa 1-11-14

El procedimiento continua con dos allanamientos: uno en el Complejo Penitenciario Federal 1 de Ezeiza, donde está detenido desde diciembre el narco peruano Marco Estrada González, a quien se le atribuye el control de la 1-11-14, y en la cárcel de mujeres de Ezeiza, donde está alojada su esposa.


Unos 500 kilos de marihuana, 45 de cocaína y alrededor de 45.000 dosis de paco fueron secuestrados durante un operativo realizado por cerca de dos mil gendarmes, efectivos de la Policía Federal y de la Policía de la Ciudad que irrumpieron en la villa 1-11-14 del porteño Bajo Flores y apresaron a 12 narcos pertenecientes a las dos grandes bandas que se disputan esa zona.

El procedimiento continuaba con dos allanamientos, uno en el Complejo Penitenciario Federal 1 de Ezeiza, donde está detenido desde diciembre el narco peruano Marco Estrada González, a quien se le atribuye el control de la 1-11-14, y en la cárcel de mujeres de Ezeiza, donde está alojada su esposa, ante la sospecha de que continúan manejando el comercio de drogas desde prisión.

Secuestran drogas, armas y explosivos en la villa 1-11-14 del Bajo Flores


Esta mañana, desde el asentamiento, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, informó que durante los procedimientos fue detenido además el cabecilla de la otra organización que opera en la zona conocida como "La banda de los paraguayos" y la suegra del narco Marco.

“Hemos secuestrado casi quinientos kilos de marihuana, cincuenta kilos de cocaína y unas cincuenta mil dosis de paco listas para comercializar”, dijo la ministra Bullrich.



“Tenemos presa a toda la banda de Estrada González, que es uno de los que trabajaba acá y está preso en la cárcel de Ezeiza. Su suegra seguía manejando la organización y ha sido detenida por la Policía Federal Argentina”, agregó la funcionaria, quien continuó: "el jefe de la banda de Los Paraguayos ha sido detenido también por la Gendarmería Nacional”.⁠⁠⁠⁠
Es que, en el marco de la causa que lleva adelante el juez Federal Sergio Torres, la Policía Federal se encargó de investigar a la banda de Marco y Gendarmería a la de Los Paraguayos.

Además de Bullrich, acudió al asentamiento a supervisar el operativo el Jefe de Gobierno pórteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien destacó el trabajo conjunto realizado en el lugar.

"Esta es una intervención donde el Estado viene para quedarse como hemos hecho en otros barrios de la ciudad. El pedido del presidente (Mauricio) Macri es, por supuesto, que trabajemos en la lucha contra el narcotráfico pero también especialmente que defendamos a la gente humilde, que en muchos casos es rehén de las bandas de narcotraficantes", agregó el funcionario porteño.

"Como parte del operativo -continuó- empezamos un proceso de consenso y de diálogo con los vecinos para la integración, lo mismo que estamos haciendo en otros barrios humildes de la ciudad, como en la villa 20, en la 31, en la Rodrigo Bueno, la Fraga".



Rodríguez Larreta dijo que la presencia del Estado en estas zonas es "fundamental" y añadió que no se circunscribe sólo a la Policía o a la Gendarmería, que son importantes, sino que además incluye a las áreas sociales del gobierno, como el sistema educativo y de salud.

"Empieza hoy un proceso de integración del barrio 1-11-14, conducido por el presidente y que estamos trabajando en equipo", enfatizó el Jefe de Gobierno porteño, al garantizar que desde ahora habrá en esa zona "presencia del Estado permanente".

Por su parte, el jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, también presente en el lugar, detalló a la prensa que el operativo de hoy demandó seis meses de investigaciones dispuestas por el juez Torres, durante los cuales la fuerza que él conduce siguió profundizando la pesquisa en torno a la banda de Marco, mientras que Gendarmería se encargó de "Los Paraguayos".

"Entre Gendarmería y Policía Federal secuestramos quinientos kilos de marihuana, cuarenta y cinco de cocaína y unas cuarenta y cinco mil dosis de paco listas para comercializar. Tenemos más de doce armas y quince detenidos", agregó el jefe policial.

Roncaglia dijo que los allanamientos en las cárceles de Ezeiza se llevan a cabo porque sospechan que la droga secuestrada es parte de la organización de Marco Estrada González, detenido en diciembre del año, y cuya suegra, que ya había sido apresada con anterioridad, fue esta mañana nuevamente detenida.

"Marco sigue siendo el líder de la banda, su mujer presa también y la suegra, que fue detenida esta mañana", concluyó el jefe policial.


Para más información ingrese al servicio de noticias