19/06/2017 Francia

Otro ataque en los Campos Elseos vuelve a sacudir Pars

Un hombre fichado por los servicios secretos franceses murió este lunes luego de estrellar un vehículo con explosivos contra una camioneta de la policía en la famosa avenida.

Foto: AFP
Foto: AFP
Un hombre fichado por islamismo por los servicios secretos franceses murió hoy tras estrellar un vehículo con explosivos contra una camioneta de la policía en la famosa avenida de los Campos Elíseos de París, en un "intento de atentado" que provocó un fuerte estallido pero no dejó víctimas, informaron autoridades y medios.

Un auto choc una camioneta policial y caus alarma en Pars


El ataque fue el quinto en París en lo que va del año y volvió a sacudir a Francia, que sigue en alerta máxima y estado de emergencia desde 2015 por una ola de atentados islamistas que dejó más de 230 muertos y miles de heridos en poco más de dos años y medio.

El ministro del Interior, Gérard Collomb, que se trasladó al lugar del incidente, afirmó que se trató de un "intento de atentado" contra las fuerzas policiales, dos meses después de que un presunto islamista matara a un policía en la misma avenida parisina días antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

"Las fuerzas del orden en Francia han sido de nuevo el objetivo", dijo ante la prensa Collomb, quien advirtió que la amenaza en Francia, en estado de emergencia desde 2015 tras unos mortíferos ataques islamistas que dejaron 130 muertos en París, sigue siendo "muy elevada".

El titular de Interior precisó que dentro del vehículo del atacante se hallaron explosivos "que podrían haber hecho estallar el coche", que se incendió por el impacto.

Collomb no dio más detalles, pero la radio RTL afirmó que el atacante, al que identificó como Adam D., tenía nacionalidad francesa, 31 años y estaba fichado por islamismo por los servicios secretos desde 2015, aunque sin embargo no poseía condenas ni había elementos suficientes para justificar su arresto.

La Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) le seguía la pista entre otras cosas por un viaje que había hecho con su familia a Turquía en febrero de 2015.



Siempre según RTL y otros medios, que citaron fuentes policiales y testigos, el hombre llevaba una garrafa, un fusil Kalashnikov y armas blancas en su vehículo, y tuvo que ser sacado del coche en llamas por policías después de que éste explotase en esta avenida comercial y turística en pleno corazón de la capital francesa.

La radio Europe 1 agregó que la policía allanó al caer la noche la casa donde el agresor vivía con sus padres, en la localidad de Plessis-Paté, en el departamento de Essonne, a las afueras de París.

El ataque ocurrió poco después de las 15.40 y obligó a la policía a acordonar el lugar.

La acción, que concluyó frente a la comisaría del distrito VIII, se produjo al comienzo de la avenida, a unos pocos cientos de metros del Palacio del Elíseo, la sede de la Presidencia francesa, donde el presidente Emmanuel Macron agasajó luego en una cena oficial al rey de Jordania, Abdullah II.

Imágenes de canales de TV mostraron el vehículo -un Renault Mégane color blanco- y el cuerpo del hombre, que yacía en el suelo cubierto por una sábana blanca.

Si bien el tránsito fue interrumpido, el subte más cercano fue cerrado y el museo del Grand Palais fue evacuado. Dos horas después del ataque, los turistas volvieron a retomar las calles, como en un día corriente.

La Fiscalía Antiterrorista informó que ha abierto una investigación por el ataque de hoy, el segundo en la avenida más famosa y turística de Francia en lo que va del año, luego del asesinato del policía por un hombre que había jurado lealtad al grupo Estado Islámico (EI), el 20 de abril pasado.

En sus declaraciones a la prensa, Collomb dijo que el próximo miércoles presentará al resto del gabinete una ley para extender el estado de emergencia a partir del próximo 15 de julio, fecha de su actual expiración, hasta el 1 de noviembre.



El ministro de Interior agregó que la situación del momento en Francia demuestra que es "necesaria" una nueva ley para combatir el extremismo y que una medida tal ayudará a "mantener un alto nivel de seguridad" más allá del fin del estado de emergencia.

Francia se encuentra en estado de emergencia desde los ataques islamistas de noviembre de 2015 contra distintos objetivos en París y sus alrededores, que dejaron 130 muertos y fueron reivindicados por el EI en represalia a la participación del país en la coalición que bombardea al grupo en Siria e Irak desde 2014.

"Para los que se preguntan sobre la necesidad de ciertas leyes (antiterroristas), comprobamos hoy que Francia las necesita, porque si queremos prolongar de forma eficaz la seguridad de nuestros conciudadanos hay que adoptar una serie de medidas", dijo Collomb.

El incidente de hoy es el quinto ataque islamista en París en lo que va del año y el segundo en dos meses sobre los Campos Elíseos tras el asesinato del policía en abril pasado. 

El 6 de junio, un hombre argelino fue baleado por la policía al intentar atacar a un grupo de agentes con un martillo afuera de la icónica catedral de Notre Dame. 

El 18 de marzo, un hombre disparó a tres policías que detuvieron su vehículo para realizar control rutinario, hiriendo a un uniformado. Después, el atacante secuestró otro automóvil y se dirigió al aeropuerto de Orly, donde atacó a militares que patrullaban la terminal Sur y fue abatido en el acto.

El 3 de febrero, un hombre agredió con un machete a una patrulla militar cerca del museo del Louvre. Un agente sufrió heridas leves mientras el propio asaltante resultó gravemente herido de bala en el estómago.

La seguidilla de ataques comenzó en enero de 2015 con el atentado a la revista satírica Charlie Hebdo, y desde entonces ya han muerto unas 240 personas en acciones similares, incluyendo a 86 cuando un tunecino atropelló con un camión a una multitud que celebrara el día nacional de Francia en julio pasado en Niza.
etiquetas