19/06/2017 expectativa

River volvió a perder, Boca volvió a ganar y parece que el campeonato no se le escapa

Cuando parecía que el Millonario le podía complicar el campeonato al Xeneize, los de Gallardo sumaron dos derrotas seguidas, los de Guillermo consiguieron dos triunfos al hilo y quedaron a un paso de dar la vuelta olímpica.

Gustavo Lenti

Por Gustavo Lenti


Miércoles 31 de mayo: River golea a Atlético Tucumán por 3-0 como visitante en un partido pendiente y se pone a una sola unidad de Boca, que en dos meses y medio cedió 10 de los 11 puntos que le llevaba a su clásico rival.

Todo hacía presagiar que se venía un final de campeonato cabeza a cabeza entre los dos equipos más importantes del fútbol argentino. Es más, muchos auguraban que el Millonario tenía todas las de ganar en esas últimas cuatro fechas porque jugaba mejor, porque corría desde atrás.

Pero, ¿qué pasó?

En las dos fechas siguientes, River reprobó sus dos exámenes y Boca, por el contrario, los aprobó con creces.

El Millonario cayó como visitante frente a San Lorenzo (2-1) y luego como local frente a Racing (3-2), al tiempo que el Xeneize sumó siete goles a favor y ninguno en contra en sus encuentros ante Independiente en su cancha y Aldosivi en Mar del Plata.

Los de Guillermo golearon al Rojo por 3-0 para demostrar que estaban más vivos que nunca y luego le propinaron cuatro tantos a los marplatenses para acariciar el título, logro que todavía no alcanzaron porque Banfield continúa de racha positiva y se ubica a cinco unidades cuando restan seis en juego.

Sin embargo, la gran campaña del Taladro seguramente no va a alcanzar porque si hay algo que mostró Boca en estas dos últimas fechas es que tiene pasta de campeón.

Contra Aldosivi ganó con mucha autoridad un partido que se le podía complicar teniendo en cuenta que su rival estaba urgido de sumar unidades.

En estos últimos dos encuentros Boca recuperó bastante de su juego, tuvo contundencia y por sobre todas las cosas funcionó bien en equipo, al fin y al cabo, algo muchas veces más importante que destacarse por alguna individualidad.

La vuelta olímpica ya puede llegar este martes si Banfield no le gana a San Lorenzo y si los del Sur se quedan con los tres puntos, la obtención del torneo puede suceder el miércoles cuando el Xeneize visite a Olimpo de Bahía Blanca.

River se desinfló en las dos fechas que más necesitaba mostrarse fuerte, mientras que Boca infló el pecho más que nunca justo cuando tenía que hacerlo. Y por eso está a un pasito del título.