18/06/2017 msica

El aggiornado pop dark de Proyecto Esencial llegar este mircoles al Teatro Sony

El gupo presentará su cuarto disco de estudio, “La noche más larga”, un trabajo en donde el sonido oscuro y existencialista de la banda se fusiona con su costado más bailable.


Con un estilo que remite a los tempranos '80, cuando en plena era postpunk hubo un viraje hacia el pop, el combo liderado por Juan Pablo Adamo plantea una lectura moderna de ese fenómeno, basado en composiciones “más redondas” que no descuidan “el clima” opresivo inaugurado por grupos como Joy Division.


“No es fácil hacer esto sin caer en el revival. No queremos sonar a los '80. Este es un sonido actual que remite a esa época”, aclaró Adamo a Télam, además de remarcar que “se pueden hacer cosas nuevas sin olvidar las influencias”.

El show presentación de “La noche más larga”, un trabajo que ya puede escucharse en plataformas digitales y que verá la luz en formato físico el mismo miércoles, justo el día en que comienza el invierno en el hemisferio sur, con sus escasas horas de luz solar, contará con la presencia de su productor Brian Iele, en el sonido.

Esta intervención, más la puesta de luces que prepara Bernardo Salvatore, permitirá crear la atmósfera adecuada para transmitir con fidelidad las sensaciones que aparecen al escuchar el disco.

“Siempre trabajamos con una VJ que hace visuales, pero en este caso nos copamos con la puesta de luces. Nos pareció que este disco se presta un montón para una buena puesta”, explicó Adamo, quien además de este trabajo, en los últimos meses estuvo abocado a hacer las veces de coach vocal de los actores Diego Torres, Diego Peretti y Santiago Segura, para la película “Casi leyendas”, de Gabriel Nesci.



Formada en 2004, Proyecto Esencial está integrado por Juan Pablo Adamo, en voz y guitarra; Fernando Adamo, en batería; Juan Manuel Galafassi, en guitarra; Daniel Leonetti, en bajo; y Luz Yalj, en sintetizadores.

“La noche más larga”, un registro de diez composiciones, que incluye un cover de “Penumbras”, de Sandro; sucede al álbum debut de la banda, que lleva su nombre, editado en 2006; “Arderás”, de 2009; y “Melatonina”, de 2014.

En charla con esta agencia, el frontman del grupo habló el estilo musical que cultivan, sus influencias y la importancia de remitir a un sonido tradicional en los años '80, sin caer en copias u homenajes.

Télam: ¿Qué puede comentarnos acerca de “La noche más larga”?
Juan Pablo Adamo: Puede ser que sea un disco más pop que los anteriores porque hay un formato de canción más redondo. Pero también tiene esa cuestión climática, hay mucho ambiente. A nosotros nos gusta decirle por dark a lo que hacemos. Sentimos que está evolucionada la composición. En “Melatonina” sentíamos que habíamos encontrado nuestra identidad pero acá se afianzó.

T.: Al igual que el disco anterior, el título remite a la noche, al sueño. ¿Por qué esta elección?
J.P.A.: Nos gusta situar el sonido de la banda en ese contexto. Las canciones se hicieron de noche, yo estoy cantando más bajo, hay una atmósfera nocturna. La noche es un momento de reflexión, de transición y nuestra música es para detenerse a escucharla, no son canciones hiteras. Hay mucha profundidad, mucho detalle.

T.: ¿Cuál es la clave para lograr un sonido similar al de muchas bandas de los '80?
J.P.A.: En “Arderás” trabajamos con Martín Carrizo, que es fan de Soda, Durán Durán, The Cure, es decir vivió los '80 a pleno. En “Melatonina” optamos por James Loughrey, que trabajó con Depeche Mode; y ahora elegimos a Brian Iele, un fan de Depeche. Siempre tratamos de buscar un productor que entienda bien la identidad de la banda. No es fácil hacer esto sin caer en el revival. No queremos sonar a los '80 sino que queremos un sonido actual que remita a esa época. Quien trabaje con nosotros debe entender eso sin caer en simplismos.

T.: ¿Cómo se logra ese aggiornar ese sonido?
J.P.A.: El sonido de la batería fue muy característico de esa época y también los efectos de guitarra. Yo trato de escapara los chorus y otros detalles que harían que sonáramos como en el año '86. También hay una cuestión de esquivarle a los estribillos, lo cual obliga a que para disfrutar de la banda, hay que meterse en su universo.

T.: ¿Cómo notan que se inserta su música en el panorama musical actual?
J.P.A.: Siento que estamos un poco solos. Este es un estilo un poco ninguneado porque es muy fácil la lectura de decir que nos paremos a algo, o que somos una imitación de Soda o cualquier banda de esa época. Es una lástima porque esta es una banda con una búsqueda de un sonido, un trabajo en las letras. A veces, en la búsqueda de lo nuevo nos olvidamos que podemos hacer cosas sin descuidar las influencias.

T.: ¿Y cuál es la reacción del público más joven que no vivió esa época?
J.P.A.: Siento que hablamos otro idioma, pero cuando nos ven en vivo se copan porque hay una cuestión con lo visual, que tal vez por no haberlo vivido, les llama la atención. Algo que tiene que ver con el cuidado estético, sin estar disfrazados. Creo que les gusta que haya una coherencia, una cosas uniforme entre el show, el disco y la portada.
etiquetas