13/06/2017 inundacin

Casi 3.000 evacuados y 10.000 personas aisladas por las crecidas en el litoral

Al menos 2.500 personas permanecen evacuadas en Entre Ríos, y cerca de 500 en Corrientes, por las inundaciones provocadas por las lluvias y las crecidas de los ríos en esa región.

Unas 2.500 personas siguen evacuadas en Entre Ríos a pesar de que el río Uruguay se encuentra estacionario y no se prevén lluvias para los próximos diez días, condición que podría variar el próximo fin de semana, según las estimaciones dadas a conocer hoy por la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande (CTM).

En cuanto a los evacuados, en Concordia la cifra se mantenía hoy en 2.124 evacuados en diferentes centros de asistencia y fuentes municipales confirmaron a Télam que entre el día de ayer y hoy no se produjeron nuevas reubicaciones.

En cambio, en Gualeguaychú, tres familias, compuestas por seis adultos y seis menores, fueron evacuadas hoy y se suman a las 304 que ya fueron asistidas estos días en Colón, según datos oficiales en el municipio.

Finalmente, y sobre la costa del Paraná, el intendente de La Paz, Bruno Sarubi, dijo que la ciudad está "en estado de alerta por el nivel del río", pero aclaró que aún "estamos lejos de alcanzar los niveles de diciembre de 2015 y enero de 2016" ya que "en esa época estábamos sobre los 7 metros, mientras que hoy todavía estamos sobre los 5", comparó.

"Hay mucha sensibilidad en la zona por la posibilidad de que la historia se repita", dijo en alusión a las pasadas inundaciones aunque aclaró que ya hay operativos diseñados con Defensa Civil para el caso de que haya que intervenir frente a un aumento del caudal del río sobre esa localidad.

La CTM anticipa que el caudal evacuado se mantendrá en el orden de los 27.000 metros cúbicos durante los próximos tres días y anticipa que "el nivel en los puertos se mantendrá sin superar los 14,80 metros en Concordia y los 15,30 metros en Salto".

En su informe el organismo pronostica a su vez "un desmejoramiento del tiempo, con descenso de la temperatura y precipitaciones poco significativas, durante el próximo fin de semana".

El intendente Richard Valenzuela, de la localidad correntina de San Luis del Palmar, las más afectada por las inundaciones tras el desborde del Riachuelo, afirmó hoy que la situación en la zona rural del Departamento "es devastadora", que "las pérdidas son totales" y que unas 10.000 personas todavía permanecen aisladas.

"En parte de la Primera Sección Rural, y en la totalidad de la Segunda Sección, Cuarta, Quinta y Sexta, los caminos son intransitables, ni si quiera en 4x4 se puede ingresar, sino sólo con tractores o unimogs o con canoas y piraguas, por eso unas 10.000 personas siguen todavía aisladas", dijo en declaraciones a Télam.

Explicó al respecto que "esas familias no pueden retomar su vida normal, necesitan asistencia y ayuda, hasta para salir de sus campos, y nosotros no damos abasto", se quejó el Intendente y señaló que en el municipio "tenemos un solo tractor, que cada vez que tiene que ir a la Quinta Sección Rural, sale a las 7 de la mañana y regresa a las 23".

En tanto, agregó que todas esas familias, "la mayoría humildes, son pequeños productores o agricultores familiares, que lo han perdido todo" y dijo que "hay animales muertos por todas partes y si las autoridades provinciales no intervienen, pueden generar enfermedades".

El jefe comunal confirmó además que aún quedan 440 personas alojadas en los centros de evacuados y que, si bien el agua "descendió un poco" y algunos barrios, como el San Cayetano, ya no tienen anegamientos, "las casas están destruidas y el panorama para los que regresan, es desolador".

La Asamblea Ordinaria del Consejo Hídrico Federal (COHIFE) que se realizó en la Capital correntina, emitió resoluciones referidas a la emergencia hídrica, analizó la situación de inundaciones en varias provincias y destacó la importancia estratégica, para el país, de la ejecución de proyectos hidroeléctricos, según informó hoy el Instituto Correntino del Agua y el Ambiente (ICAA).

La resolución emitida por el COHIFE solicita al Estado Nacional "arbitre las medidas necesarias para agilizar los mecanismos legales administrativos y económicos para atender la emergencia que afecta actualmente a 13 provincias".

El COHIFE consideró que la obras hidroeléctricas son "herramientas indispensables para la ejecución de políticas públicas sustentables en las áreas de gestión del agua, energía, producción, turismo y desarrollo regional".