13/06/2017 Derechos Humanos

La CIDH viajar este viernes a Jujuy para visitar a Milagro Sala

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos visitará a la dirigente social en la cárcel de mujeres de Alto Comedero, donde está detenida desde enero de 2016.

 La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) viajará el próximo viernes a Jujuy donde visitará a la dirigente social Milagro Sala en la cárcel de mujeres de Alto Comedero, donde está detenida desde enero de 2016.

La visita fue confirmada a Télam por el fiscal de Estado de Jujuy, Mariano Miranda, después de ser notificado por funcionarios del gobierno nacional.

"Me han comunicado que vendrán el presidente de la CIDH, Francisco de Eguiguren, y la comisionada de Panamá, Esmeralda Arosemena de Troitiño, junto a un coordinador de grupo para visitar la provincia de Jujuy", indicó Miranda a esta Agencia.

El fiscal informó que si bien todavía no conoce la agenda que desarrollará la misión en Jujuy, el punto central de su presencia en esa provincia será la visita que realizará a Sala en la Unidad Número 3 de Mujeres del Servicio Penitenciario provincial, más conocido como Penal de Alto Comedero.

"Todavía no tenemos una agenda definitiva pero vendrían a tomar vista del estado de detención de Sala en el penal de Alto Comedero y recibir la documentación sobre su situación de detención", afirmó el funcionario en relación a la visita, que responde a una invitación del gobierno argentino aceptada por la CIDH.

Ese órgano internacional tiene pendiente de resolución dos medidas cautelares presentadas por organismos de derechos humanos en favor de la dirigente de la Tupac Amaru: una de ellas reclama la libertad de Sala y la otra denuncia sus condiciones de detención. Por la segunda de ellas, la CIDH aceptó visitar la cárcel, según se indicó.

La visita nos permitirá conocer aspectos objetivos vinculados a la medida cautelar, como las condiciones de su detención, su estado físico y emocional


Francisco de Eguiguren, titular de la CIDH
Durante el 162° período de sesiones extraordinarias del organismo, celebrado a fines de mayo pasado en Argentina, el titular de la CIDH y relator para Argentina ya había confirmado que aceptarían la invitación del gobierno argentino de viajar a la provincia para ver personalmente las condiciones en que se encuentra la dirigente jujeña detenida.

"La visita nos permitirá conocer aspectos objetivos vinculados a la medida cautelar, como las condiciones de su detención, su estado físico y emocional", señaló entonces Eguiguren a la prensa.

El 10 y 11 de mayo ya había visitado la provincia de Jujuy el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria, y sus integrantes mantuvieron un encuentro con Sala en la cárcel.

Además, se reunieron con las autoridades políticas y judiciales de la provincia (para conocer los detalles de las causas en las que está involucrada); recibieron a decenas de organizaciones sociales (entre ellas la Tupac Amaru, que lidera Sala) y escucharon a una docena de personas que denunciaron a Sala en la Justicia.

Sala está alojada en el penal de Mujeres del barrio Alto Comedero desde el 20 de enero de 2016, aunque su detención se había concretado cuatro días antes, en los que permaneció en una sede policial.

La detención cuando la agrupación realizaba un acampe frente a la sede de la Gobernación, en demanda de reivindicaciones sectoriales y rechazo a la gestión del mandatario provincial, Gerardo Morales.

La líder de Tupac Amaru estuvo detenida inicialmente por "instigación a cometer ilícitos y tumultos", pero luego la Justicia jujeña dispuso su prisión preventiva en la causa por "fraude a la administración pública, asociación ilícita y extorsión" a raíz del supuesto desvío de fondos públicos destinados a la construcción de viviendas sociales en la provincia.

En diciembre último fue condenada a tres años de prisión en suspenso por un escrache contra el entonces senador y actual gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, en 2009, al ser considerada responsable del delito de daño agravado en calidad de instigadora, aunque fue absuelta por amenazas en la misma causa.

En el marco de este expediente, el 1 de este mes tuvo lugar una "audiencia de informes" convocada por la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, en la que fiscalía, querella y defensa expusieron sus posiciones sobre la condena que el Tribunal Oral Federal 1 (TOF1) de Jujuy impuso a Sala a fines de 2016, como instigadora del escrache con huevazos ocurrido en el 2009 contra Morales.

La defensa de Milagro Sala y el fiscal Javier De Luca pidieron hoy el sobreseimiento de la dirigente social, mientras que la querella que representa al gobernador jujeño Gerardo Morales solicitó una pena más dura y de cumplimiento afectivo.

En diciembre del año pasado, la CIDH había urgido al Estado argentino "a dar pronta respuesta" al reclamo que el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Detención Arbitraria realizó en octubre último, en el que dictaminó que Sala estaba detenida "arbitrariamente" y pidió que sea liberada, tras lo cual el Gobierno invitó a la CIDH a visitar el país.