12/06/2017 odebrecht

El juez Casanello dispuso la inhibicin de bienes de un ex director de AYSAt

En el marco de una causa que investiga presuntos sobornos pagados por la constructora brasileña, el juez federal sospecha que las coimas pueden haber sido recibidas por Carlos Ben.


El juez federal Sebastián Casanello dispuso hoy la inhibición general de bienes del ex director de AYSA Carlos Ben, en el marco de una causa en la que se investigan presuntos pagos de sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht.

Fuentes judiciales remarcaron que la medida tiene que ver con que los investigadores de la causa sospechan que las coimas pagadas por la empresa brasileña para acceder a contratos de AYSA pudieron haber sido recibidas por su ex director.

Casanello ya le había indicado a la Procuraduría de Investigaciones Administrativas a cargo de Sergio Rodríguez que investigue el patrimonio del ex director de la empresa pública que presta el servicio de agua corriente y cloacas.

En el expediente se investiga el presunto pago de sobreprecios por parte de Odebrecht para acceder a dos obras de las cuales una era la Planta Potabilizadora de AYSA sobre el Paraná de las Palmas, en Tigre, provincia de Buenos Aires.

La medida dispuesta por Casanello alcanzó también al ex subdirector Raúl Biancuzzo y está vinculada con la investigación de seis empresas que obtuvieron contratos de AYSA y que podrían estar vinculadas con Ben y su familia, que también fue inhibida.

Según fuentes judiciales, los primeros informes patrimoniales realizados sobre Ben determinaron que su patrimonio no se condice con su riqueza; mientras que la justicia también detectó que tendría una firma offshore radicada en Panamá.

El fiscal del caso en el que también se investigan presuntas irregularidades en el contrato de una obra realizada en Berazategui es Federico Delgado quien la semana pasada debió ser internado tras haber sido atropellado por un auto cuando llegaba en bicicleta a Comodoro Py.

En el marco de esta investigación, un perito designado por Casanello había determinado que en el presupuesto asignado a la obra del Paraná de las Palmas había habído una modificación injustificada, un incremento del 20 por ciento entre octubre de 2007 y marzo de 2008.

Semanas atrás, Ben presentó un escrito ante la justicia en el cual defendió la licitación y aseguró que los cambios en el presupuesto estuvieron vinculados a ajustes por el índice de inflación y por cuestiones técnicas.