11/06/2017 Italia

Los italianos renovaron alcaldes en ms de mil comunas con poca presencia de los partidos mayoritarios

Poco más de nueve millones de personas votaron este domingo la renovación de alcaldes en 1.004 comunas, entre ellas las norteñas Génova, Verona y Parma y la sureña Palermo, en el último test electoral antes de los comicios generales que aún no tienen fecha.


En Génova, Verona y Parma maduraba con los primeros resultados un escenario de balotaje dentro de 14 días, y en Palermo el centroizquierdista Leoluca Orlando alcanzaba su quinto mandato, según las encuestas a boca de urna.

Con gran cantidad de partidos locales y una participación promedio superior a 50%, se eligieron autoridades de 1.004 comunas, entre ellas 21 capitales de provincia y cuatro de región, para los próximos cinco años.

Los partidos mayoritarios en el Parlamento nacional tuvieron poca representación en la oferta en las 844 comunas con menos de 15.000 habitantes y en las 160 que superan ese número.

El opositor Movimiento Cinco Estrellas es el único que, aunque con pocas chances, presentó candidatos en Génova, Palermo, Verona y Parma, las cuatro más importantes de las ciudades que renovaban alcaldes.

Este año, las primeras tendencias mostraban al M5E afuera del balotaje en las cuatro capitales de región en las que se votó (Palermo, Genova, Catanzaro y L'Aquila).

En el nivel nacional, la fuerza de Beppe Grillo, que el año pasado se alzó con los gobiernos de Roma y Torino, fue con boleta propia en 225 comunes, frente a 134 del oficialista Partido Democrático. 

En Palermo, la más grande de las ciudades que votaron hoy, la ley electoral prevé la posibilidad de victoria en primera vuelta con 40% más uno de los votos y no 50% como reclama el resto de las comunas que tienen más de 15.000 habitantes.

Con ese esquema, el actual alcalde Orlando se encaminaba con su coalición local de centroizquierda a lograr la reelección en primer turno, tras haber gobernado la capital de Sicilia entre 1985 y 2000; luego entre 1993 y 2000 y finalmente desde 2012, cuando obtuvo más de 72% de los votos.

En Parma, donde hace cinco años el entonces candidato del Cinco Estrellas, Federico Pizzarotti, se convirtió con 60,2% de los votos en el acalde más joven de la historia de la ciudad a los 39 años, parecía claro el escenario de balotaje entre el actual jefe comunal, que dejó al M5E el año pasado, y el referente de centroizquierda Paolo Scarpa. 

En Génova y Verona, el escenario de las primeras encuestas a boca de urna marcaba un virtual empate técnico en las respectivas listas de centroizquierda y centroderecha, por lo que las dos ciudades del norte italiano se encaminan al balotaje del próximo 25 de junio.

Las así llamadas "administrativas" fueron hoy el último turno a nivel nacional antes de unas elecciones para la renovación del Parlamento que aún no tienen fecha y que, en base a los avances que haya sobre la nueva ley electoral, podrá tener lugar entre septiembre y octubre de este año o en febrero de 2018.
etiquetas