10/06/2017

La victoria de San Martn en San Lorenzo estuvo signada por el agua

Las inundaciones en Argentina tienen presencia histórica. Dos siglos atrás el triunfo de San Martín en el combate de San Lorenzo, en Santa Fe, estuvo marcado por una gran inundación que afectó la zona.

Las inundaciones en Argentina tienen presencia histórica. Dos siglos atrás el triunfo de San Martín en el combate de San Lorenzo, en Santa Fe, estuvo marcado por una gran inundación que afectó la zona.

Las tierras cubiertas de agua habían obligado a San Martín a buscar reparo y comida en esa localidad santafesina, donde el 3 de febrero de 1813 aplastó a las fuerzas realistas, un triunfo clave para el país y para la gesta independentista sudamericana.

Todavía hoy pueden verse algunas marcas de aquella inundación en el Convento San Carlos, a pocos metros del río Paraná y del terreno donde se desarrolló la batalla.

En 1884, setenta años después de esa conquista, Florentino Ameghino escribía "Las secas y las inundaciones en la provincia de Buenos Aires" y recomendaba "obras de retención y no de desagüe", una fórmula que todavía no fue empleada en muchas de las zonas anegables aunque transcurrió más de un siglo.

La localidad de General Villegas, en la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, era una cuenca arreica donde los médanos longitudinales actuaban como barreras de inundaciones. El avance urbano y agrícola atravesó esos médanos con canales y, con el tiempo, una zona que se autorregulaba se convirtió en una región que se anega. Hoy la ciudad lleva 16 meses bajo el agua.

"Ameghino planteó la solución antes de que surgiera el problema, pero en la historia hicimos todo lo contrario", advirtió el director de Análisis de Riesgo, Oscar Moscardini e ironizó: "Si volviera hoy al lugar alguien que nació en la década del ´30 no reconocería al pueblo de Villegas y lo mismo ocurriría si pudiéramos viajar en el tiempo y volver a esos años en los que la tierra era tan seca que volaba en el aire".

Lo más paradójico está en el hecho de que se denominó Florentino Ameghino a uno de los canales, que trasvasó el río Salado y convirtió a la zona en un sistema endorreico.

La primera inundación estudiada fue la de 1905 en la Cuenca del Plata, cuando el país recién había instalado los primeros semáforos de puertos en los ríos Paraná y Uruguay. En aquella oportunidad, el agua hizo estragos en localidades de Formosa, Chaco, Santa Fe, Buenos Aires, Misiones, Corrientes y Entre Ríos.

A ese desastre le siguieron décadas de calma hasta que en 1966 la cuenca volvió a inundarse.

Más cerca en el tiempo, entre 1982 y 1983, Resistencia (Chaco), Goya, Paso de la Patria (Corrientes), Rosario, Santa Fe y parte de Entre Ríos quedaron bajo el agua. En la historia quedó anotada como una de las inundaciones más devastadora.

Dieciséis años después, en 1998, se repitió la historia en las mismas 7 provincias que abarca la cuenca.

En la llanura pampeana, en tanto, entre 1985 y 1987 se dio una inundación de similares características a la que hoy afecta a la cuenca del Salado.

La crisis social, económica y política de los años 2000-2001 coincidió en la llanura pampeana con una "megainundación", producto de las lluvias que habían arrancado dos años antes y dejaron un exceso de agua acumulada en la región que se potenció con la llegada de nuevas tormentas.

En el 2003, Santa Fe volvió a quedar bajo el agua. "Fue la inundación más anunciada y menos tenida en cuenta", relató un testigo. Lo curioso es que las alertas funcionaron y se levantaron defensas frente al río a lo largo de muchos kilómetros, pero se descuidó un tramo muy corto, de apenas 100 metros, cercano al hipódromo de la ciudad. Por allí se coló el agua que originó el desastre.

Desde ese año hasta la actualidad se sucedieron varias inundaciones en el país, con hitos históricos, como la del 2015, que afectó zonas urbanas y rurales del este y norte de Buenos Aires y el sur de Santa Fe.

Ese año, las ciudades de Luján y San Antonio de Areco sufrieron graves consecuencias por la creciente de los ríos y otros partidos de la provincia de Buenos Aires padecieron el anegamiento del 70 por ciento de su superficie.

Hoy once provincias están en emergencia hídrica y casi una treintena de ciudades y localidades bonaerenses permanecen bajo el agua hace más de un año, entre ellas General Villegas.

Para leer el cable de la nota acceder a: http://cablera.telam.com.ar/cable/518213/la-victoria-de-san-martin-en-san-lorenzo-estuvo-signada-por-el-agua